El rescate de la banca

Alivio para un mercado que espera medidas definitivas

Los analistas prevén que hoy la Bolsa suba y la prima de riesgo caiga, pero que la presión se traslade a Italia.

Logotipo de Bankia en un panel de cotizaciones en la Bolsa de Madrid.
Logotipo de Bankia en un panel de cotizaciones en la Bolsa de Madrid.

El Gobierno tomó el pasado sábado la decisión de pedir formalmente ayuda a Europa para recapitalizar el sector financiero. Desde la comparecencia de Luis de Guindos, ministro de Economía, las reacciones y los comentarios se han producido desde todos los ámbitos. Hoy le toca dar respuesta al mercado. Y lo hará sin paliativos, como lo viene haciendo a lo largo de esta crisis.

Guindos dijo en su intervención ante los medios de comunicación que tras el rescate a la banca "en los próximos días se verá una menor presión en la deuda española". Y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, manifestó ayer que la ayuda europea que recibirá España "es una señal clara a los mercados y al público de que la zona del euro está decidida a emprender acciones decisivas para calmar las turbulencias del mercado y contener el contagio".

La prima de riesgo cerró el viernes en 489 puntos básicos, cerca de la zona de récord, con el bono a 10 años cotizando al 6,22% y el alemán al 1,33%. Lo que se espera es que el spread se estreche. Y los analistas también lo consideran, al menos en el corto plazo. "La prima de riesgo había alcanzado máximos por la desconfianza de los inversores internacionales hacia el sector financiero, además de por las cuentas públicas y por la tasa de paro. El rescate disipa parte de esos temores y el spread debería reducirse", comenta Javier Barrio, director de ventas institucionales en España de BPI.

En cuanto a la Bolsa, la opinión de los expertos mayoritaria es que habrá rebote. "Ya la semana pasada el Ibex sumó el 8% se vino descontando en parte lo que ha sucedido", explica Luis Benguerel, responsable de renta variable y derivados de Interbrokers.

Los inversores internacionales parecen en cambio más críticos. Nicholas Spiro, director de Spiro Sovereign Strategy, explicó ayer a Bloomberg que "es poco probable que el mercado de una respuesta favorable, dado que el rescate ejerce más presión sobre la solvencia de España y corre el riesgo de apremiar a Italia".

Al tiempo, Morgan Stanley, advierte que el préstamo concedido para sanear el sector financiero "difícilmente será el cortocircuito" que cambie la percepción negativa de los mercados sobre España y elevará la presión sobre otros países como Italia, según recoge Reuters. El banco estadounidense advierte además que el Estado estará más endeudado.

Aunque la primera reacción de la Bolsa y la prima de riesgo al rescate sea positiva, estaría por ver si la mejora tendría continuidad en el tiempo. "No tengo muy clara cuál va a ser la respuesta de los propios bancos, ya que aún se desconoce el alcance que tendrá está medida en las propias entidades financieras y quiénes serán las que tengan que solicitar dinero. Creo que la banca mediana podría evolucionar peor", añade Barrio. Algunos analistas ya apuntaron hace días que en el supuesto de que los bancos españoles recibieran ayuda de Europa, lo que se ha confirmado este fin de semana, los dividendos caerían en peligro de extinción.

Paralelamente, persiste la preocupación por la propia economía. La concesión de Europa de un préstamo al sector financiero por hasta 100.000 millones a un tipo medio del 4% supondrá más deuda pública y mayor gasto en intereses. Y el compromiso del Gobierno es de reducción del déficit para este año del 8,5% al 5,3%. "Una cosa es la Bolsa y otra la economía, y sobre ésta prevalecen serias dudas. La supervisión de Europa el rescate implica que funcionarios de la Comisión, del FMI y del propio BCE examinen la continuidad de la consolidación fiscal, las reformas estructurales y el objetivo de déficit va a poner el punto de mira en cuestiones como el déficit de las autonomías y los recortes en ciertas áreas, como en educación", comenta Benguerel. A lo largo de las últimas semanas, las tres grandes agencias de calificación -Moody's, Fitch y S&P- han advertido de que la solicitud de ayuda podría tener efectos negativos tanto en la calificación de la deuda soberana española como en la del conjunto de la zona del euro.

La diferencia entre la cuantía estimada por el Fondo Monetario Internacional como necesidad para recapitalizar los bancos españoles -40.000 millones de euros- y el máximo otorgado -100.000 millones- de momento parece no haber generado temor en el mercado en el sentido de que la situación de las entidades pudiera ser peor a la prevista inicialmente. "Lo que ha quedado en evidencia es que los test de estrés que se han venido haciendo al sector no han servido para nada. La parte positiva de todo esto es que España será la primera en cobrar..., el resto ya veremos, porque los bancos italianos tienen serios problemas y en Francia aún no ha estallado la burbuja inmobiliaria", añade Luis Benguerel.

Las cifras

489 puntos básicos es el nivel al que comenzará a cotizar hoy la prima de riesgo, muy cerca de la zona de máximos.

8% fue la subida que registró el Ibex la semana pasada por las expectativas de un anuncio de rescate. Se aceleró el cierre de cortos.

6,7% es la rentabilidad máxima que alcanzó el bono español a 10 años el pasado 30 de mayo.

La agenda que tiene por delante la Bolsa

Elecciones en Grecia. El próximo domingo Grecia celebrará elecciones generales. Será el segundo intento de formar Gobierno después de que los primeros comicios, que tuvieron lugar el 6 de mayo, no dieran mayoría suficiente a ningún partido. Para el mercado supone una de las citas cruciales en el corto plazo, ya que el país heleno se juega su permanencia en el euro. Syriza, el partido de izquierda que es partidario de renegociar completamente el acuerdo de rescate con la UE, es el que lidera los últimos sondeos, con un apoyo del 30%, insuficiente para formar Gobierno.

21 de junio. Está previsto que para este día se hagan públicos los test de estrés que las dos firmas independientes Oliver Wyman y Roland Berger han realizado sobre la cartera de crédito del sector financiero. Un mes más tarde se conocerán los análisis de las consultoras PWC, Deloitte, Ernst & Young y KPMG con respecto a si los riesgos de las entidades están cubiertos adecuadamente con las provisiones y no hay morosidad oculta. Ambos informes serán determinantes para conocer cuál es la salud real del sector bancario español y qué entidades son las que precisan de ayuda.

28 y 29 de junio. Durante estos dos días tendrá lugar una cumbre entre los líderes europeos para acordar, entre otras cuestiones, los detalles del mecanismo de ayuda a la banca española. Está previsto que días después Mariano Rajoy acuda al Congreso de los Diputados para detallar todo el proceso y las condiciones del rescate bancario.

1 de julio. Entrará en funcionamiento el Mecanismo Europeo de Estabilidad, que sustituirá al actual Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.