Podría exigir nuevas provisiones al sector a partir del 31 de julio

Economía abre la puerta a una tercera ronda de saneamientos en la banca

La banca española podría enfrentarse a una tercera ronda de provisiones e inyecciones de capital cuando finalicen los análisis que están realizando firmas independientes sobre sus carteras crediticias. Unos análisis que estarán disponibles el próximo 31 de julio.

¿Habrá un nuevo plan de reestructuración del sector financiero? El Ministerio de Economía ha explicado que será el Banco de España el que analice el resultado de los trabajos de las consultoras y auditoras contratadas para calcular cuánto capital y provisiones adicionales necesitan los bancos españoles para después exigirles estos saneamientos.

Unas cifras que estarán disponibles a partir del próximo 31 de julio. En una nota enviado por el Ministerio de Economía se informa que en el momento que la institución, presidida a partir de ahora por Luis María Linde, conozca los resultados de la valoración de las entidades financieras "el Banco de España analizará la información fruto de estos trabajos y comprobará y exigirá, en su caso, las correspondientes necesidades de capital y o provisiones de las entidades".

El sector financiero ya expresó esta semana sus temores ante un posible nuevo real decreto de Guindos con nuevas exigencias de provisiones, en un momento en el que las entidades están cuadrando sus planes de recapitalización para cumplir con las exigencias del segundo real decreto de Guindos.

La analista de Renta 4, Nuria Álvarez, reconocía esta misma semana que "si hubiera un tercer real decreto, sería después de la valoración que preparan Oliver Wyman y Roland Berger e iría en línea con el dictamen de estos expertos independientes a la hora de valorar la cartera crediticia y los activos adjudicados de la banca española".

Los informes elaborados por Oliver Wyman y Roland Berger serán entregados "a más tardar" el próximo 21 de junio, a los que habrá que sumar los documentos realizados por las auditoras Deloitte, PwC, Ernst & Young y KPMG que forman parte de la segunda etapa de la valoración de la banca española, que se ha iniciado ya, y que deberán estar disponibles el próximo 31 de julio. Según afirma Economía ninguna de estas cuatro consultoras podrán elaborar informe alguno de aquellas entidades que hayan auditado en los últimos años.

Esta segunda fase de la valoración del sector financiero realizará un análisis individualizado y detallado de las carteras crediticias de los 14 principales grupos bancarios de España, una vez considerados todos los procesos de integración puestos en marcha.