Informe del Banco de España

Los resultados de la banca seguirán presionados a la baja

Los elevados saneamientos y la crisis de la economía española seguirán lastrando los resultados de los bancos este año, según explica el Banco de España.

Las fuertes provisiones que está realizando la banca y que se verán incrementadas tras las dos reformas financieras del Gobierno unidas a la crisis por la que atraviesa la economía española provocarán que los resultados de la banca sigan presionados a la baja. Esta es una de las principales conclusiones recogidas en el informe anual del Banco de España.

El supervisor bancario destaca que hasta finales de 2011, los saneamientos acumulados desde el inicio de la crisis son "elevados" al alcanzar los 112.000 millones de euros y éstos "volverán a ser sustanciales" este año.

El informe anual del Banco de España correspondiente a 2011 se hace público en un momento en el que se está especulando con el posible rescate bancario de España que tendrá lugar en los próximos días en los que se está especulando en cuanto dinero va a necesitar la banca española para sanearse.

El Banco de España cree que las entidades de crédito españolas seguirán afrontando retos significativos. La entidad, que ha gobernado Miguel Angel Fernández Ordoñez, ha destacado la importancia de las dos subastas de liquidez a tres años puestas en marcha por el BCE y que tuvieron lugar en diciembre y en febrero pasados.

"Los problemas de liquidez se han visto aliviados sustancialmente por las medidas extraordinarias de inyección de liquidez del BCE" asegura pero añade que "si bien hay que tener en cuenta que su carácter transitorio implica que en el medio plazo resulta esencial restablecer la confianza en el sistema bancario, para que las entidades de crédito puedan volver a captar financiación en los mercados mayoristas con normalidad".