El equipo gestor ha pedido 19.000 millones

Economía dice que el coste del rescate de Bankia depende del Banco de España

La barra libre que el Gobierno dio al nuevo presidente de Bankia para sanear la entidad puede no ser tan extensa. El Ejecutivo se está planteando no dar a Goirigolzarri todo lo que pide.

El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri, durante una comparecencia ante la prensa
El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri, durante una comparecencia ante la prensa

Al final, puede que el ministro de Economía, Luis de Guindos, le acabe dando la razón a Rodrigo Rato. El expresidente de Bankia tenía diseñado un plan para salvar la entidad financiera con ayudas públicas muy inferiores a las que finalmente ha pedido el nuevo máximo responsable, José Ignacio Goirigolzarri. E incluso ha llegado a asegurar que la cantidad pedida es excesiva.

Ahora, el Ejecutivo, que ya ha dejado claro que no dejará caer Bankia por tratarse de una entidad sistémica, considera que la cantidad pedida por Bankia al Estado excede a lo previsto por el Ministerio de Economía y el Banco de España, según fuentes cercanas al ministerio.

Guindos dejó claro en el Congreso que el Estado dará a Bankia toda la ayuda que necesite y que el apoyo "será incondicional", si bien fuentes parlamentarias precisan el sentido de las palabras del ministro en que el apoyo se circunscribe al necesario "para cumplir todos los requerimientos normativos" de la entidad, es decir, los derivados de las dos reformas financieras y de las exigencias de capital a las cajas de ahorros.

Desde la entidad financiera defienden su decisión. La cifra de los 19.000 millones se estimó en plena colaboración con Goldman Sachs, teniendo en cuenta los criterios establecidos por el Ministerio de Economía y el Banco de España, argumentan fuentes cercanas a la entidad. "Si esos criterios se modifican, tal vez podría variar la cifra total de saneamientos. Pero, hoy por hoy, nadie nos ha indicado que vayan a cambiar", explican estas fuentes.

Además, en estos momentos el futuro del sector está pendiente de su Europa acepta inyectar dinero directamente en los bancos, lo que podría condicionar también el montante final de la ayuda pública a Bankia.

Según los cálculos de la entidad financiera, el saneamiento requiere 19.000 millones de euros, adicionales a los 4.465 millones de euros en preferentes en manos del Estado que se transformarán en capital.

El Gobierno, sin embargo, considera prudente esperar a que se materialice el relevo de Miguel Ángel Fernández Ordóñez al frente del Banco de España, para que sea el futuro gobernador quien calcule la cifra definitiva que inyectará el Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo dependiente de la institución supervisora.

Goirigolzarri no dimitirá aunque la cifra sufra alguna ligera variación

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se mantendrá al frente de la entidad porque su plan para sanear el grupo a costa de una inyección pública de 19.000 millones de euros "cuenta con el respaldo del Ministerio de Economía", según han explicado fuentes financieras.

Por eso, aunque la cifra final pudiera variar, no se prevé que lo haga de forma sustancial, por lo que en ningún caso forzaría la dimisión del nuevo presidente de Bankia, que ha llegado a la entidad con el objetivo de reflotarla.