Encuentro empresarial

El Rey llega a Brasilia para apoyar a los empresarios españoles

El Rey don Juan Carlos ha llegado a Brasilia, primera etapa de un viaje a Brasil y Chile, con el que reanuda la actividad en el extranjero tras su intervención quirúrgica en la cadera. Encabezará junto a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, un encuentro empresarial al que acudirán 14 grandes empresas españolas.

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, saluda al rey don Juan Carlos en Brasilia en junio de 2012. (Vídeo: Atlas)
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, saluda al rey don Juan Carlos en Brasilia en junio de 2012. (Vídeo: Atlas)

El rey Juan Carlos I, acompañado por una importante delegación empresarial, se reunirá con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cuyo país es un "puerto favorito" para la inversión española, que ya suma 85.000 millones de dólares.

Rousseff y Juan Carlos I se reunirán con un nutrido grupo de empresarios, que por parte de España incluirá a directivos de Telefónica, Banco Santander, Gas Natural Fenosa, CAF, Repsol, Iberdrola, Iberia, Isolux, Abengoa, Indra, Acciona, Talgo, Navantia y Airbus Military, entre otras compañías.

La mayoría de esas empresas opera en Brasil, un país que es "un puerto favorito" para la inversión española, tal como lo calificó en una visita que hizo al país en mayo pasado el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, quien acompañará al Rey en este viaje.

El rey ha llegado a Brasilia y tras posar junto al ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, don Juan Carlos ha estrechado asimismo la mano de algunos de los miembros de la delegación empresarial que ya se encontraban hospedados en este hotel, entre ellos el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el del Banco Santander, Emilio Botín.

En ese encuentro, según fuentes oficiales brasileñas dijeron a Efe, serán tratados diversos aspectos de la relación bilateral, con especial énfasis en los asuntos comerciales y económicos, así como el temario de la próxima Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Cádiz (España) y a la que el Rey invitará personalmente a Rousseff.

Asimismo, entre otras cuestiones, deberán abordar el estado de las negociaciones para un acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, cuya presidencia semestral ejercerá Brasil a partir de julio próximo, cuando recibirá el testigo de Argentina.