Evitaría problemas al Estado

Oliu aboga por un fondo de rescate europeo específico para la banca

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha abogado este miércoles por la creación de un fondo de rescate europeo específico para recapitalizar la banca, lo que facilitaría que el Gobierno español recurriera a este mecanismo sin el "estigma" que supone actualmente solicitar ayuda a Europa.

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y el nuevo Mecanismo Europeo de Estabilidad no permiten actualmente dar ayudas financieras directas a los bancos que necesiten recapitalizarse. "Hoy por hoy, si el Estado pidiera ayudas para eso, debería pedirlas en el paquete general de peticiones de Estado", ha explicado el presidente del Sabadell en un encuentro con la prensa previo a la junta de accionistas que celebrará mañana la entidad.

Y en estos momentos, ha subrayado Oliu, el hecho de que España pueda recurrir a la ayuda europea, aunque sea sólo con el fin de recapitalizar su sistema financiero, puede ser entendido erróneamente como que el país no sólo no puede solventar los problemas de la banca, sino tampoco su déficit público.

Y en estos momentos, ha subrayado Oliu, el hecho de que España pueda recurrir a la ayuda europea, aunque sea sólo con el fin de inyectar liquidez a su sistema financiero, puede ser entendido erróneamente como que el país no sólo no puede solventar los problemas de la banca, sino tampoco su déficit público.

Por tanto, Oliu cree que la posibilidad de que el fondo europeo de rescate pueda inyectar capital directamente la banca permitiría al Gobierno español "no poner en duda" su capacidad de cumplimiento de los requisitos de déficit y su compromiso con el impulso de las reformas necesarias.

"Si pudiera haber alguna forma de que quedara claro, por parte de los mercados, que realmente son dos cosas separadas, pues sería positivo", ha manifestado el presidente de Banco Sabadell. Oliu ha explicado que existen tres vías posibles de recapitalización de los bancos españoles: a través de la banca sana, del Estado y de los fondos europeos.

De las entidades españolas saneadas, ha asegurado que no sería "justo" que tuvieran que hacerse cargo de estas exigencias de recapitalización y que tampoco tienen la "capacidad" para hacerlo.

El Gobierno español también "tiene sus limitaciones", ya que debe cumplir con los objetivos de déficit, por lo que, según Oliu, la mejor solución a las necesidades de capital de los bancos españoles es la vía europea.

"Me parece positiva cualquier cosa que permita buscar una solución entendible para Europa, para los mercados y favorable para resolver los problemas que tiene España", ha apuntado.

Precisamente, en la línea de lo que ha pedido hoy Josep Oliu, la Comisión Europea (CE) ha propuesto que el fondo europeo de rescate pueda recapitalizar directamente la banca, sin tener que hacerlo a través de los gobiernos como ahora.

"Para romper el vínculo entre la banca y los soberanos, la recapitalización directa del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) debe ser contemplada", ha reconocido hoy el Ejecutivo comunitario, que ha apuntado, no obstante, que este cambio requeriría de modificaciones legales en el tratado de funcionamiento del MEDE.

Celebra el "respaldo" de Bruselas a la compra de CAM

Para Oliu, el visto bueno de Bruselas a la adquisición de Banco CAM representa el "respaldo" de Europa a esta operación de fusión, que ha de permitir la "reprivatización" de la entidad alicantina.

"Es una buena noticia, la primera buena noticia que oigo en los últimos treinta días y quizá en el último año", ha señalado Oliu.

Esta integración, no obstante, comportará el cierre de 450 oficinas de Banco CAM y la reducción de la plantilla en aproximadamente 2.200 personas antes del 31 de diciembre de 2013.

Oliu ha señalado, en este sentido, que el ajuste se aplicará de una manera "equilibrada" y que esta reducción de la red comercial no ha de hacer perder al grupo "ni un solo cliente".

La estimación inicial del Sabadell es que el 40% de los cierres de sucursales se lleven a cabo en la zona de mayor presencia de Banco CAM, que son la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares, mientras que el resto se producirá en otras áreas de España en las que la marca está presente.

Josep Oliu ha destacado, en cualquier caso, que la adquisición de la CAM, que el Sabadell se adjudicó el pasado mes de diciembre en subasta por un euro, aportará valor a la entidad, que podrá ver las consecuencias económicas y contables de la operación a partir de los resultados del próximo trimestre.

Será el 8 de diciembre cuando la CAM "deje de existir" y quede plenamente integrada en el grupo Banco Sabadell.

Entre tanto, la entidad catalana pondrá en marcha el "plan industrial" que ha de permitir llevar a cabo de manera progresiva la integración del Banco CAM.

Así, el Sabadell tiene previsto nombrar un consejo de administración transitorio, formado por primeros ejecutivos del banco, e impulsar una campaña comercial para recuperar la confianza de los clientes. La futura marca comercial de la entidad fruto de esta fusión podría ser Sabadell CAM.

Josep Oliu ha prometido dar también "una solución inmediata" a los clientes de la CAM que poseen participaciones preferentes, a quienes se ofrecerá un canje por acciones de Banco Sabadell.

El directivo ha reconocido que "serán unas condiciones complicadas", ya que "la situación del mercado no hace que esto sea fácil", aunque el objetivo de la entidad es actuar de forma "equitativa" con sus clientes y los de la CAM.

"Se dará liquidez inmediata en unas condiciones de canje que tendrán en consideración las perspectivas de creación de valor del proyecto Sabadell-CAM", ha remarcado Oliu.

Sobre los clientes poseedores de cuotas participativas, Oliu ha insistido en que estas acciones "no valen nada", aunque aún así se intentará buscar una solución comercial a los afectados, "mirando hacia el futuro".

Defiende la gestión "encomiable" de Ordóñez

El presidente de Banco Sabadell ha defendido la gestión de Miguel Ángel Fernández Ordóñez al frente del Banco de España, que en su opinión ha sido "encomiable y profesional en todo momento".

Oliu ha recordado que Ordóñez, que dejará el Banco de España el próximo 10 de junio, un mes antes de lo previsto, ha estado al frente del sistema financiero español en un periodo "convulso" y marcado por una crisis sin precedentes.

Ha asegurado además que ha tenido que hacer frente a "rigideces políticas" y problemas que se arrastraban de años atrás.

"El Banco de España ha actuado con alta profesionalidad y el gobernador también, haciendo lo que correspondía dadas las limitaciones que tenía en cada momento", ha subrayado.

Considera "peligroso" buscar culpables en Bankia

Oliu ha advertido que "intentar buscar culpables inmediatos" a la situación de Bankia puede ser "peligroso".

El presidente de Sabadell ha eludido pronunciarse sobre la conveniencia de que se constituya una comisión de investigación sobre las causas y los responsables de la crisis de Bankia, ya que es un "tema político", aunque sí ha asegurado que "hay muchas cosas que la ciudadanía difícilmente entenderá".

Sin entrar a valorar la situación en que se encuentra la entidad fruto de la fusión de Caja Madrid, Bancaja, La Caja Insular de Canarias, Caja Laietana, Caja de Avila, Caja Segovia y Caja Rioja, el presidente del Sabadell ha recordado que el problema de la banca no es nuevo, sino que viene de 2002, por lo que si hay que buscar responsables, hay que mirar hacia atrás y no "a quien ha intentado arreglar algo que era difícilmente arreglable".

Ha señalado asimismo que "hay que clarificar las cosas y dar ejemplo", y que una comisión de investigación, "como todo", tendría sus "pros y contras".