Hecho relevante remitido a la CNMV

El efecto de la reforma será de 2.102 millones para Caixabank

Las nuevas exigencias de la reforma financiera tendrán un impacto de 2.102 millones de euros para Caixabank. La entidad asegura que podrá afrontarlo gracias a la generación de resultados. El ratio de capital caerá el 12,4% al 11,3%.

Caixabank
Caixabank

Caixabank ha cifrado en 2.102 millones de euros el coste que supondrá para la entidad la reforma financiera aprobada por el Gobierno el pasado viernes, 1.471 millones de euros netos de impuestos. El importe incluye el aumento de provisiones necesario para cubrir su exposición inmobiliaria. Un cálculo que incorpora las provisiones adicionales necesarias para cubrir el suelo (732), las promociones en curso (368), las promociones terminadas (674), y los créditos sin garantía real (328).

La entidad asegura que gracias a la elevada generación de resultados de explotación, que en el primer trimestre del año ascendieron a 889 millones de euros, y su capacidad para materializar plusvalías, podrá absorber el impacto de los nuevos requerimientos de provisiones. Eso sí, Caixabank, también reconoce que al cumplir con los nuevos requisitos y aumentar las dotaciones el core capital de la entidad, que se situaba en el 12,4% a 31 de marzo, se reducirá al 11,3% una vez asuma las nuevas exigencias.

En cuanto a Banca Cívica, en proceso de integración con Caixabank, el importe estimado del aumento de provisiones anunciado por el Gobierno asciende a 1.287 millones de euros, 901 millones de euros netos de impuestos.

Caixabank recuerda que antes de la integración ya había estimado un importe bruto de 3.400 millones de euros a valor razonable del balance de Banca Cívica, un importe que excede ampliamente los 1.287 millones de necesidades adicionales de provisiones que requiere ahora Banca Cívica, por lo que no espera que dichas provisiones tengan un impacto significativo adcional ni en patrimonio ni en solvencia respecto a lo anunciado al presentar los detalles de la integración en marzo. Caixabank estima que tras su fusión su ratio core capital se situaría en torno al 10%.