Consecuencias de la segunda reforma financiera

Unicaja y Caja España-Duero tendrán que realizar dotaciones por 888 millones

Unicaja y Banco Ceiss (Caja España-Duero) tendrán que provisionar 888 millones de euros para cumplir con las exigencias del ministerio de Economía anunciadas el pasado viernes.

Oficina de Unicaja
Oficina de Unicaja

Unicaja Banco y Banco Ceiss, producto de la integración de Caja España y Caja Duero, han comunicado a la CNMV que tendrán que realizar unas provisiones de 888 millones de euros en base a los nuevos requerimientos del Gobierno para sanear su cartera de créditos a la promoción inmobiliaria.

Unas dotaciones que quedarán cubiertas dentro del plan de integración entre ambas entidades, que fue aprobado por el Banco de España. Tras realizar estas provisiones el ratio de core capital de la entidad integrada se situará por encima del 10%.

Los consejos de administración de ambas entidades aprobaron a mediados de marzo su integración a través de la compra de un 30% de Unicaja por parte de Ceiss.

La entidad andaluza ha comunicado al regulador que las dotaciones que necesitaría por sí sola ascenderían a 281 millones de euros. Un impacto en las cuentas que será absorbido en 2012 y que permitiría a la entidad seguir manteniendo una ratio de capital principal por encima del 10%.