Bonos y obligaciones a tres y cinco años

El Tesoro coloca el máximo previsto de deuda pero a costes más elevados

El Tesoro coloca el máximo previsto, 2.520 millones de euros en bonos a tres y cinco años con una fuerte demanda en un momento en el que la prima de riesgo ha superado los 420 puntos básicos.

El Tesoro aprovecha la tregua para colocar más deuda
El Tesoro aprovecha la tregua para colocar más deuda

La primera subasta del Tesoro tras la rebaja de rating que acometió Standard & Poor's la semana pasada a la deuda española se ha saldado con éxito. Se han colocado 2.516 millones de euros, el máximo previsto con una fuerte demanda pero a un coste de financiación más alto.

Aunque la demanda ha sido elevada -ha superado en más de tres veces la oferta- las rentabilidades pagadas por el Tesoro han sido más elevadas que en las últimas subastas. El Tesoro ha vendido 979 millones de euros en deuda de julio de 2015. La demanda ha sido elevada de 2.9 veces la adjudicación frente a 2.4 veces la anterior. El tipo medio se ha elevado hasta el 4.037% desde el 2.617% anterior.

En el caso de la referencia de enero de 2017, se han adjudicado 764 millones de euros con una demanda de 3,7 veces la oferta, muy por encima de las 2,4 veces de la anterior. El tipo de interés medio al que se ha colocado ha sido de 4,75% frente al 3.5% anterior.

Por último, el Tesoro ha vendido 773 millones de deuda con vencimiento en julio de 2017 con una demanda también elevada de 3.1 veces la oferta elevando el tipo medio hasta 4.96% desde 3.696%.

Fuentes del Ministerio de Economía aseguran que "es destacable la fuerte demanda que sigue cosechando la deuda española, una muestra de la confianza en la economía española. Además, la demanda ha estado muy repartida en los tres bonos subastados hoy, lo cual muestra que sigue habiendo interés de los inversores por la deuda española, especialmente destacable en el caso de los tramos más largos".

España sigue esfozandose por convencer al resto de países de que España cerrará 2012 con un déficit del 5,3%. Los principales organismos internacionales ven este objetivo como algo inalcanzable debido sobre todo a los desajustes que se producen en el seno de las Comunidades Autónomas. Asimismo, los expertos creen que los ajustes emprendidos hasta el momento para lograr la estabilidad presupuestaria no hacen más que ahondar en la recesión.

La delicada situación que atraviesa la economía española tiene su principal reflejo en el contexto macroeconómico. Según las últimas cifras divulgadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) España se contrajo un 0,3% en el primer trimestre de 2012. Esta corriente se prolongará a lo largo del año y se espera que al cierre la caída llegue hasta el 1,7%.

Con este panorama, los inversores no hacen más que desconfiar y en las últimas sesiones el parqué ha sido testigo de importantes caídas que han llevado al Ibex a alcanzar niveles de 2003 y perforar los mínimos registrados a lo largo de la crisis. Hoy el selectivo recupera más de un 1%.

La prima de riesgo se mantiene por encima de los 420 puntos básicos. La posible victoria del candidato francés Fraçois Hollande no ha sido bien recibida por el mercado, llevando al riesgo-país de Francia, Holanda a registrar ascensos significativos.