El selectivo sube un 0,29%

Draghi y EE UU desinflan al Ibex

Los tibios mensajes lanzados por el BCE y los desfavorables datos de actividad en EE UU han desinflado al Ibex. El índice cierra con una subida del 0,29%, después de haber llegado a ganar un 2,3%.

La reunión del Banco Central Europeo (BCE) de hoy, junto a los desfavorables datos económicos en EE UU, han enfriado los ánimos en la Bolsa, que poco antes de la rueda de prensa del Mario Draghi subía un 2,3%. Al final, el Ibex ha cerrado un alza del 0,29%.

Las dificultades que atraviesa el sector bancario fueron las responsables de la fuerte caída registrada ayer por el parqué madrileño, en una sesión en la que el Ibex llegó a tocar mínimos de junio de 2003. Las rebajas efectuadas el pasado lunes por la agencia S&P a 11 entidades no contribuyen a calmar los ánimos.

En cualquier caso, las reticencias del Ejecutivo a reconocer que la banca española no podrá salir adelante sin ayudas públicas no calan en el extranjero. Fuera de nuestras fronteras todos ven imposible que el propio sector consiga la financiación necesaria para su reestructuración. Hoy mismo el FMI volvía a insistir en la necesidad de que el sistema bancario español afronte su saneamiento cuanto antes y que las entidades saquen de sus balances sus activos tóxicos.

IBEX 35 9.402,30 0,00%

A la delicada situación que atraviesa España, en la que su sector financiero parece hacer agua, se suma la inestabilidad de la eurozona, en la que la inmovilidad de sus políticos marca el devenir de la economía. Esta incapacidad de decisión tiene su reflejo en una fuerte presión sobre los países más débiles, entre los que se encuentra España.

En medio de este convulso panorama, el BCE ha celebrado su reunión mensual de política monetaria. Ha mantenido el guión previsto y ha mantenido los tipos en el 1%. Mario Draghi no ve riesgos inflacionistas a medio plazo y ha instado a España a seguir con las reformas. Sobre la banca, se ha mostrado confiado en que se tomarán medidas de forma rápida y transparente. La novedad es que ha dejado la puerta abierta a más medidas cruciales a partir de junio.

Además del BCE, este jueves el Tesoro ha acudido al mercado en búsqueda de financiación. Finalmente, ha captado 2.500 millones en bonos a tres y cincos años en un contexto marcado por el repunte de los tipos de interés. En concreto, para el caso nacional, la prima de riesgo se acerca a los 417 puntos básicos, después de haber tanteado los 425.