Guindos anuncia equilibrio presupuestario para 2016 y cree que la deuda se reducirá en 2014

El Gobierno prevé que España crezca a partir del próximo año

El Gobierno ya tiene fecha para el comienzo de la recuperación económica: el próximo año. Luis de Guindos anuncia que el PIB crecerá en 2013 y que el paro frenará su avance.

Ya hay un cuadro macroeconómico para el futuro inmediato. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha sacado hoy su cara más optimista y ha explicado en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros que la recesión en España concluirá en 2012. A partir del próximo, el Gobierno prevé que la economía española vuelva a crecer. Eso sí, la recuperación será lenta y tortuosa, pues el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá un raquítico 0,2% y el paro, aunque frenará en seco su mastodóntico avance, no comenzará a descender.

Las armas que utilizará el Ejecutivo para luchar con la crisis son básicamente dos: estabilidad presupuestaria, y una dosis triple de reformas, como las que ha ido efectuando hasta el momento (laboral, financiera, sanitaria...). La gran misión es conseguir a cierre de este año un déficit sobre el PIB del 5,3% y cerrar 2013 con el compromiso del 3% acordado con la Unión Europa. La reducción continuará en 2014, hasta el 2,2%, y hasta el 1,1% de 2015. El equilibrio presupuestario -es decir, que los ingresos cubrirán todos los gastos- llegará en 2016.

La gran buena noticia es que España conseguirá superávit primario (ingresos menos gastos sin tener en cuenta los gastos financieros) en 2013. Es decir, en poco más de un año España equilibrará de manera estructural sus ingresos con sus gastos. En la jerga empresarial, si España fuera una compañía, se diría que entra en beneficio operativo. En todo caso, los gastos que genera la deuda -este año cerca de 29.000 millones- no se cubrirán por completo hasta 2016.

Por niveles administrativos, se espera que la Administración central tenga un déficit de 3,5% en 2012, un 2,5% en 2013, un 1,9% en 2014 y un 1,1% en 2015. Por su parte, las comunidades autónomas no podrán superar el 1,5% en 2012, el 0,5% en 2013, el 0,3% en 2014 y el 0,0% en 2015. Las corporaciones locales, como ya se conocía, podrán tener un déficit del 0,3 % este año y a partir del próximo tendrán que alcanzar el equilibrio presupuestario, según informa Efe.

¿Qué va a pasar con el gran problema del empleo? Guindos ha adelantado que el Gobierno calcula que se frene el aumento del número de parados ya el próximo año, aunque todavía no se creará empleo neto. Así, las previsiones del Ejecutivo son que el empleo caiga un 0,4% el año que viene. Aunque esta reducción es pecata minuta en comparación con la destrucción del 3,7% augurada para el presente ejercicio.

A partir de 2014, el Gobierno confía en que el PIB acelere su crecimiento, hasta conseguir un ritmo de incremento interanual en el entorno del 1% hasta 2020. Así, si se cumplen las previsiones del Ejecutivo de Mariano Rajoy, la economía crecerá hasta el mencionado año un total del 8,6% o, lo que es lo mismo, en unos 100.000 millones de euros. En términos de creación de empleo, se espera que el número de parados se reduzca en unos dos millones de personas.