El banco británico registra pérdidas por 412 millones de euros

Barclays reduce un 14,6% su exposición a deuda soberana de España

La exposición total de Barclays a España ascendía al finalizar el primer trimestre del año a 31.766 millones de euros. El segundo banco de Reino Unido ha registrado pérdidas por 412 millones de euros en el primer trimestre del año, sin embargo las autoridades consideran que ha tenido un comienzo de año "alentador".

El banco británico Barclays ha reducido a lo largo del primer trimestre del año su exposición a deuda soberana española hasta 2.159 millones de libras (2.665 millones de euros), lo que supone un 14,6% menos que al finalizar 2011, según ha revelado la entidad.

La exposición total de Barclays a España ascendía al finalizar el primer trimestre del año a 25.731 millones de libras (31.766 millones de euros), un 3% por debajo del dato del cierre de 2011, tras rebajar un 31,4% su exposición a instituciones financieras españolas y un 6,1% a empresas, mientras que la exposición a hipotecas disminuyó un

2,6%.

Asimismo, la entidad redujo un 3,4% su exposición total a Italia, tras recortar un 14,4% su cartera de bonos soberanos del país transalpino. En el caso de Portugal, Barclays rebajó un 6,6% su exposición total, después de reducir un 26,6% su cartera de deuda soberana lusa.

Por otro lado, Barclays -el segundo banco del Reino Unido- informó de que en los tres primeros meses del año registró pérdidas por importe neto de 337 millones de libras esterlinas (412 millones de euros), frente al beneficio neto de 1.241 millones de libras (1.518 millones de euros) del mismo periodo de 2011, debido al impacto negativo de distintos elementos extraordinarios.

De hecho, sin contabilizar el impacto de estos factores, principalmente relacionados con ajustes en el valor de su deuda, el beneficio neto de la entidad se situó en 1.868 millones de libras (2.285 millones de euros), un 25% por encima del año anterior.

Estos resultados negativos surgen de un ajuste contable efectuado por el banco que tiene en cuenta una devaluación de su propia deuda por valor de 2.620 millones de libras (3.200 millones de euros) en esos tres meses.

También reflejan el hecho de que la entidad tuvo que reservar 300 millones de libras (366 millones de euros) para afrontar nuevas reclamaciones por venta indebida de seguros de impago.

Según se especifica en el informe preliminar no auditado, el beneficio bruto se sitúo en 2.445 millones de libras (2.982 millones de euros) ante los 2.004 millones de libras (2.444 millones de euros) del mismo periodo de 2011, un aumento del 22 %.

Ese aumento (sin el reajuste por la deuda), que hoy impulsó al alza las acciones del banco en la Bolsa de Londres, se debió a una mejora del rendimiento de la división de banca de inversión respecto al último trimestre de 2011.

"No ha sido un primer trimestre robusto, solo lo fue comparado con el tercero y el cuarto (del año anterior)", dijo el consejero delegado, Bob Diamond.

Sin embargo, Diamond precisó que "el comienzo de año ha sido alentador" para el banco, pese a que "el entorno en que operamos continúa siendo impredecible".

Barclays celebra mañana su junta general, en la que los accionistas deberán validar la estrategia del banco y los paquetes salariales de sus ejecutivos.

Entre la polémica por los altos sueldos que cobran los banqueros en el Reino Unido, se espera que entre un cuarto y un tercio de los accionistas vote en contra de los incentivos a Diamond, uno de los financieros mejor pagados del país.

Ve "razonable" separar los activos inmobiliarios para sanear la banca española

Barclays considera que separar los activos ligados al ''ladrillo'' de los balances de las entidades financieras sería "razonable" para mejorar la transparencia del sector y limitar sus pérdidas.

En una valoración sobre las recomendaciones del FMI, que insta al Gobierno a inyectar más fondos públicos para sanear el sector financiero, el banco inglés consideró "esperanzadores" los planes que estudian tanto el Banco de España y el Ministerio de Economía para crear una sociedad especializada en activos deteriorados por el desplome de la construcción, bien privada o bien pública.

Barclays argumentó que esta posibilidad agregaría "transparencia y credibilidad" en el saneamiento del sector, una vez que los mercados han empezado a cuestionar la reforma financiera y las exigencias de unas provisiones cercanas a 54.000 millones de euros.

En este sentido, instó a una limpieza "más rápida" de los balances de aquellas entidades que por su modelo de negocio quedan más expuestas al sector inmobiliario, lejos de la diversificación de las grandes entidades.