José Ignacio Berroeta y Ricardo Álvarez Isasi salen del consejo

Galán designa a San Pedro como número dos de Iberdrola y consejero a Acebes

El presidente de Iberdrola quiere premiar a su principal apoyo en la gestión de la compañía eléctrica. Su comisión ejecutiva aprobó ayer en Bilbao, a propuesta de Ignacio Sánchez Galán, el nombramiento por cooptación de José Luis San Pedro como nuevo consejero director general. También acordó incorporar como externo al máximo órgano de gobierno a Ángel Acebes, ex secretario general del PP y ministro en el Gobierno de José María Aznar. Estos nombramientos suponen la salida de José Ignacio Berroeta y de Ricardo Álvarez Isasi.

Galán designa a San Pedro como número dos de Iberdrola y consejero a Acebes
Galán designa a San Pedro como número dos de Iberdrola y consejero a Acebes

El nombramiento de San Pedro como número dos no significa que Ignacio Sánchez Galán pierda funciones ejecutivas, ya que continuará como presidente y consejero delegado. En José Luis San Pedro, director general de negocio, han descansado las labores de consejero delegado comisionado por el propio presidente. A partir de ahora pertenecerá a su consejo y a su comisión ejecutiva, según el hecho relevante enviado a la CNMV por la compañía eléctrica.

El nuevo consejero ejecutivo, cuyo nombramiento deberá ser ratificado en la junta general de accionistas que celebrará la compañía eléctrica en la capital vizcaína el próximo día 22 de junio, es un histórico en Iberdrola en donde lleva casi 40 años, la mitad de los cuales con puestos relevantes en su alta dirección. Reconocido en el sector energético, ha sido el interlocutor de Iberdrola ante Unesa y en las negociaciones con el Ministerio de Industria y Energía y la CNE.

Su ascenso al consejo con funciones ejecutivas, aseguran medios del sector, se produce meses antes de su jubilación como empleado de la eléctrica y responde al interés de Galán por mantener a San Pedro en la compañía ante los retos que se avecinan. Experto en regulación, tendrá que batirse con la Administración de cara al nuevo escenario que se abre para el sector eléctrico y que condicionará sus futuras inversiones. A esto se suma que Galán quiere premiar su larga y fiel trayectoria en la empresa con sede en Bilbao.

IBERDROLA 9,95 -3,11%

El consejo de administración de Iberdrola, una vez paralizadas por vía judicial las intenciones de ACS de contar con un miembro en la cúpula, experimentará una transformación significativa tras validar la junta de junio los nombramientos de San Pedro y Acebes. Este último, tras abandonar la política a nivel público, regenta un bufete de abogados con José María Michavila, con el compartió tareas de gobierno en el Gabinete dirigido por José María Aznar. Su nombramiento se interpreta como un guiño al actual Gobierno de Mariano Rajoy, con el que se deberá negociar asuntos de calado.

La renovación tiene como objetivo ajustarse a los parámetros marcados en las normas anglosajonas de gobierno corporativo. Estas normas consideran que un consejero independiente con más de 10 años en el cargo pierde esa condición y pasa a ser externo.

Salida de Berroeta y Álvarez Isasi

En esta situación se encontraban Ricardo Álvarez Isasi, miembro del máximo órgano de gobierno desde 1990, y José Ignacio Berroeta Echevarría, designado en 1993 y miembro de su comisión ejecutiva. Ambos abandonaron ayer sus puestos. En la junta está previsto que se renueven como consejeros, por un periodo de cuatro años, a Xabier de Irala, Víctor de Oriol Ybarra, Inés Macho Stadler y Braulio Medel, presidente del banco que recoge los activos de Unicaja y Caja España Duero. El resto seguirá en sus puestos.

Por otra parte, la Audiencia Nacional ha desestimado nuevamente la suspensión cautelar solicitada por Iberdrola contra la liquidación provisional del mes de enero de aprobada por la Comisión Nacional de Energía, que obliga a la eléctrica a ingresar 193 millones de euros para la financiación del déficit de tarifa. La Sala de lo Contencioso entiende que la impugnación no produce "una perturbación tan grave de los intereses de la eléctrica que exijan su adopción".

El equilibrio de Olivas, consejero por Bankia

José Luis Olivas, consejero dominical de Iberdrola desde 2007 en representación primero de Bancaja y ahora de Bankia, mantiene un difícil equilibrio en el máximo órgano de gobierno de la compañía eléctrica. Su cargo, renovado en abril de 2008, vence el año que viene.

Esta situación, dadas las conocidas desavenencias entre Rodrigo Rato, presidente de Bankia, y Olivas por, entre otras cosas, la gestión de este último al frente del Banco de Valencia, le colocan en una posición complicada como garante de los intereses del banco en Iberdrola.

Fuentes del sector aseguran que Rato ha barajado su sustitución apoyándose en que la representación de la antigua Bancaja, con un 5% del capital, ya se sostiene con José Miguel Aynat, consejero independiente y que fue presidente de la entidad de ahorro valenciana. Los mismos medios añaden que Rato y Olivas podían haber llegado a un acuerdo por el cual Olivas iría rebajando su peso en el organigrama de Bankia a cambio de mantener su posición en la compañía eléctrica, por lo menos hasta el año que viene.

Aseguran, también, que esa vacante en el máximo órgano de gobierno de la eléctrica, de producirse, podría ser ocupada por el propio Rodrigo Rato. El asunto se verá el próximo ejercicio cuando caduque el mandato de Olivas.