Foro CincoDías

Ferre asegura que el mercado exagera el efecto del ajuste fiscal sobre el crecimiento

Insiste en que no subirá el IVA y lamenta que no se valoren la reformas del Ejecutivo.

No, no y no. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, aprovechó su intervención ayer en el Foro CincoDías, patrocinado por Accenture y Banco Sabadell, para insistir en que el Gobierno no se plantea subir el IVA, una medida que los analistas y el mercado prevén que tarde o temprano el Ejecutivo acabará aplicando.

Ferre señaló que incrementar el principal impuesto indirecto en un momento de recesión resultaría contraproducente y defendió que las medidas aprobadas -subida del IRPF, aumento del IBI y eliminación de beneficios fiscales en el impuesto sobre sociedades- permitirán elevar la recaudación sin afectar al consumo. En este sentido, opinó que los analistas "exageran" al decir que el ajuste fiscal aprobado por el Gobierno "va a anular una posible recuperación" de la economía. Además, lamentó que aquellos que recomiendan desprenderse de deuda pública española o no comprar bonos ignoran "los efectos de las reformas estructurales" puestas en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy.

El mercado, en su opinión, tampoco ha calibrado en su justa medida el plan de pago a proveedores, que supondrá una inyección de liquidez de 30.000 millones para las empresas. Este programa ha revelado "un retraso en el pago de la Administración inaceptable". Los ayuntamientos han presentado casi dos millones de facturas impagadas y las comunidades autónomas, cuatro millones.

A pesar de las palabras de Ferre, la incertidumbre sigue dominando los mercados. El secretario de Estado de Hacienda se mostró confiado en que las medidas adoptadas por el Gobierno finalmente cristalicen en una mayor confianza y credibilidad hacia España. Además, recordó que el Tesoro ya ha logrado en los primeros meses de este año la mitad de las necesidades de financiación para todo 2012. Ante un auditorio formado por políticos y empresarios, Ferre defendió que la previsión de ingresos incluida en los Presupuestos Generales del Estado es "realista y prudente". La recaudación tributaria alcanzará los 167.000 millones de euros, un 4% más que el año anterior. Precisamente ese incremento en un momento de recesión como el actual es lo que ha provocado un mayor recelo.

En cualquier caso, Ferre apuntó que los mayores ingresos se originarán por la subidas fiscales aprobadas. Respecto al "gravamen complementario" en el IRPF, que supone un aumento de hasta siete puntos en el tipo impositivo, Ferre destacó que el 80% de los ingresos adicionales procederán del 20% de las rentas más altas. Ello demuestra la "progresividad" de una medida con la que Hacienda confía en lograr 5.357 millones adicionales. Además, enumeró los cambios adoptados en el impuesto sobre sociedades, que permitirán "acercar el tipo efectivo" que pagan las grandes empresas al gravamen nominal. Actualmente, una multinacional tributa en el impuesto sobre sociedades a un tipo inferior al de una pyme. Ello es así porque, como señaló Ferre, las grandes corporaciones tienen "mayor capacidad para aprovecharse de los beneficios fiscales".

La principal medida en este sentido es la limitación de la deducibilidad de los gastos financieros que, en opinión de Ferre y de la OCDE, "ha supuesto un estímulo excesivo al apalancamiento" de las empresas. Por ello, Hacienda solo permitirá deducir los gastos financieros netos con el límite del 30% del beneficio operativo del ejercicio. En el caso de operaciones entre empresas del mismo grupo, este beneficio fiscal solo se aplicará cuando se acredite que existe un "motivo económico válido".

Ello indica que Hacienda sospecha que se han producido operaciones de endeudamiento ficticias con el único fin de pagar menos impuestos. Ferre también defendió el incremento en los pagos fraccionados en el impuesto sobre sociedades que pagan las grandes compañías y que supondrá una merma de la liquidez empresarial a favor del Estado. El Ejecutivo confía en que las reformas en el impuesto sobre sociedades aporten 5.350 millones adicionales.

"No es una amnistía fiscal"

El secretario de Estado de Hacienda solo pronunció el término "amnistía fiscal" para negar que el "mecanismo especial de regularización tributaria" aprobado por el Gobierno pueda calificarse como tal. Más allá del debate semántico, Ferre señaló que Hacienda está ultimando el modelo de declaración a través del cual los evasores fiscales podrán aflorar rentas ocultas pagando un tipo del 10% y librándose de cualquier sanción.

Hacienda prevé recaudar 2.500 millones, una cifra estimada por Ferre tras valorar los resultados de medidas similares en Italia, la experiencia española en lucha contra el uso de billetes de 500 euros en operaciones fraudulentas o los datos facilitados por las entidades bancarias. Se trata, en cualquier caso, de una "estimación realista".

El secretario de Estado de Hacienda aseguró que están recibiendo muchas preguntas de los asesores sobre este proceso, lo que demuestra el interés que ha levantado la amnistía fiscal o, para decirlo a la manera de Hacienda, el "plan especial de regularización tributaria".

Mercado laboral: Ferre defiende los ajustes vía salarios

Ferre defendió ayer que el Gobierno está haciendo reformas estructurales de calado y no solo una consolidación fiscal. Son dos caras "de la misma moneda". En el caso de los cambios en la regulación laboral, el secretario de Estado de Hacienda aseguró que es "evidente" que hasta la reforma aprobada por el Gobierno a primeros de febrero las empresas se veían obligadas a realizar los ajustes por la vía del empleo y no por la de los salarios.

Ferre criticó también que la indexación de los salarios a la inflación suponía una revalorización de las retribuciones no acorde con la evolución de la actividad económica. Con los cambios regulatorios, el Ejecutivo ha querido terminar con la rigidez del mercado laboral, subrayó. El secretario de Estado aseguró que se trata también de un avance que los convenios o acuerdos de empresa primen frente a los de sector o geográficos.

Reforma financiera: Espera la vuelta del crédito a la economía

El Ministerio de Hacienda tiene plena confianza en que la reforma del sistema financiero vuelva a hacer circular el crédito para que empresas y particulares puedan desarrollar sus actividades. Ferre espera que las medidas puestas en marcha para sanear el sistema financiero den sus frutos. El Gobierno ha obligado a las entidades a elevar las exigencia de capital en 53.000 millones de euros a las entidades financieras por su exposición al sector inmobiliario.

El Ejecutivo ha querido insistir en los últimos días en que no habrá nuevos cargos al Presupuesto para reestructurar el sistema financiero. Asimismo, promueve un nuevo proceso de consolidación.