Tras la expropiación de YPF

Moody's pone a Repsol en perspectiva negativa

La agencia de calificación Moody's ha puesto a la petrolera española Repsol en perspectiva negativa para una posible rebaja de su nota, que actualmente es de Baa2 (aprobado) tras el anuncio de expropiación de su participación en YPF por parte del Gobierno argentino.

En una nota remitida este miércoles, Moody's considera que la expropiación del 51% que Repsol controla en YPF "sin la adecuada compensación" del Gobierno argentino debilitará a la española y reducirá la diversificación de su negocio, lo que elevará su exposición a la delicada situación del sector en Europa.

Según la agencia, que intentará tener lista su revisión del rating de Repsol "en las próximas semanas", su análisis se centrará en la actuación de la dirección de la petrolera española para mitigar los efectos de la expropiación y "apuntalar el perfil financiero del grupo".

También tendrán en cuenta antes de tomar una decisión las posibles compensaciones del Gobierno argentino a la empresa española, así como las consecuencias que tendría que YPF incurriera en un posible impago de su deuda, ya que unos 1.000 millones de euros en bonos de Repsol vencen en julio de 2013.

REPSOL 11,58 0,47%

Moody's anunció ayer una rebaja de la nota de YPF, de Ba3 a B3, ambas en territorio de bono basura, y la calificación en escala nacional (en Argentina) a Baa3 (aprobado bajo) desde Aa2 (sobresaliente).

La decisión de degradar la perspectiva de Repsol adoptada por Moody's se suma a la ya anunciada ayer por Fitch, que también colocó a la petrolera en vigilancia negativa como consecuencia de la expropiación de YPF anunciada por Cristina Fernández de Kirchner.