Considera ilíicita la nacionalización

Repsol apelará al tratado bilateral de protección de inversiones

Repsol ha remitido a la CNMV un comunicado en el que califica de "ilícita" y "gravemente discriminatoria" la decisión del gobierno argentino de nacionalizar YPF, empresa que hasta hoy controlaba.

Repsol considera que la medida anunciada es "manifiestamente ilícita y gravemente discriminatoria, que no se ha justificado de forma alguna la utilidad pública que se persigue con la misma, y que supone un patente incumplimiento de las obligaciones asumidas por el Estado argentino en la privatización de YPF".

La petrolera española acusa a la Casa Rosada de violar "los más fundamentales principios de seguridad jurídica y de confianza de la comunidad inversora internacional", por lo que "se reserva expresa y plenamente todos los derechos y acciones que pudieran corresponderles conforme al derecho argentino, la normativa de valores de los mercados en que YPF cotiza y el derecho internacional, incluyendo el tratado de protección de inversiones Argentina-España.

Repsol explica que encuentra estudiando, a través de sus servicios jurídicos internos y de asesores externos, "todas las medidas legales que procedan, en relación con el proyecto anunciado, para preservar el valor de todos sus activos y los intereses de todos sus accionistas".

Según reza el comunicado a la CNMV, el Grupo Repsol tiene una participación del 57,43% en el capital de YPF, con un valor contable en sus estados financieros consolidados a 31 de diciembre de 2011 de 4.122 millones de euros. Adicionalmente, Repsol YPF mantiene un préstamo con el Grupo Petersen valorado en esa fecha en 1.542 millones de euros.

YPF representó en 2011 un 25,6% del resultado operativo del Grupo y un 21% del resultado neto. En ese ejercicio, las inversiones de explotación de YPF supusieron el 33,7% de las totales del Grupo. Por otra parte, como consecuencia de la medida anunciada hoy por el Gobierno argentino, la deuda neta del Grupo se reducirá en aproximadamente 1.600 millones de euros.