El ministro de Planificación, interventor de YPF

La Casa Rosada toma el mando de la petrolera

El Gobierno argentino ha tomado ya el mando de la petrolera YPF, cuya expropiación ha sido anunicada hoy. La Casa Rosada ha nombrado interventor a Julio de Vido, el ministro de Planificación.

El anuncio de la presidenta argentina, Cristina Kirchner, de nacionalizar YPF no se ha limitado a los hechos: poco más de una hora después, el ministro de Planificación de Argentina, Julio de Vido, ha firmado el acta de intervención de la petrolera y se ha puesto al mando de la misma.

Junto a él, la Casa Rosada ha situado a los mandos de YPF al viceministro de Economía. De esta forma, el actual directorio (consejo) de YPF no es sustituido por otro, sino sujeto a intervención federal.

El Gobierno argentino ha destacado que la nacionalización es fruto de una tendencia nociva para la economía del país: el año pasado fue el primero en el que tuvo que importar más petróleo y gas del que exportó (3.029 millones de dólares más). Desde la venta de YPF a Repsol, en 1998, el saldo positivo en la balanza energética argentina se ha recortado hasta cambiar de signo.

"No es una estatalización"

La presidenta argentina ha destacado durante su anuncio que la nacionalización de YPF no supone una estatalización de la compañía: "Se trata de recuperar la soberanía hidrocarburífica. El Estado recupera el control de YPF, pero la empresa mantiene su forma de sociedad anónima, y tendrá una conducción profesionalizada".

El decreto aprobado hoy sugiere la colaboración público-privada, pero establece una seria cortapisa para su reversibilidad: quedará prohibida la transmisión de los títulos retomados por el Estado y las provincias salvo autorización expresa de dos tercios de los miembros del Congreso.