XIX Encuentro Financiero

El Sabadell cree que CatalunyaCaixa le encaja más que Banco de Valencia

El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, ha admitido que CatalunyaCaixa les encaja más que Banco de Valencia, teniendo en cuenta que el grupo ya se adjudicó en subasta la Caja del Mediterráneo (CAM).

Un día después de que haya comenzado el proceso para adjudicar el Banco de Valencia, Guardiola no ha querido desvelar si el Sabadell estudiará el cuaderno de ventas de la entidad intervenida pero sí ha dicho que la operación les encaja menos que la de CatalunyaCaixa, que ha pedido ser subastada antes del verano.

Tras intervenir en el XIX Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y ABC, Guardiola ha reconocido que seguirán "muy pendientes" a todas las operaciones que surjan después de considerar que Sabadell hizo un buen negocio al comprar la CAM.

El banco catalán se hizo con la entidad por el precio simbólico de un euro y con una millonaria cartera de activos problemáticos cubiertas por el resto de la banca, a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Después de la adjudicación de la CAM y de Unnim, el FGD se quedó sin apenas recursos para que en la subasta del Banco de Valencia se puedan ofrecer las mismas garantías que exigen los compradores y mucho menos para que alcancen para colocar CatalunyaCaixa.

Y a la espera de que el Gobierno desvele de dónde saldrán los fondos para facilitar la adjudicación de estas entidades, Guardiola ha mostrado sus dudas sobre la conveniencia de que siga haciendo con cargo al FGD si éste se engorda exclusivamente con las aportaciones de la banca.

"Si todo el proceso de saneamiento tiene que descansar sobre los bancos saneados, la carga va a ser muy pesada", ha advertido Guardiola, quien ha recordado que en otros sistemas financieros la solución no ha venido exclusivamente de los bancos sanos.

En su opinión, "tarde o temprano se tendrá que plantear el debate" de si esa es la mejor opción, porque se pueden buscar fórmulas para prestar al FGD antes de pedir a la banca que adelante sus contribuciones.

La clave está en medir la carga que tiene la solución que se plantee sobre la cuenta de resultados de las entidades sanas y hasta qué punto las convierte en menos competitivas en un mundo global, ha advertido Guardiola.