El presidente de Extremadura considera que un acuerdo calmaría a los mercados

Monago propone unos nuevos Pactos de la Moncloa para evitar el rescate

El presidente de la Junta de Extremadura cree que un acuerdo entre las formaciones políticas "calmaría a los mercados"

Unos nuevos Pactos de la Moncloa para salir de la crisis y evitar que el país sea intervenido. Eso es lo que ha propuesto esta mañana el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, que cree que el acuerdo permitiría "calmar a los mercados, mostrar unidad como país y defender la pluralidad de la tierra"."Servirá de plataforma en Europa para transmitir confianza", ha resumido en el Foro Cinco Días, organizado en Mérida por este periódico y Banco Santander.

El presidente cree que España se enfrenta a una "tarea descomunal, reducir el déficit y el desempleo y aumentar la competitividad", que obliga a que los partidos con representación parlamentaria y los gobiernos autonómicos firmen un acuerdo. "O nos juntamos todos", ha expuesto Monago; "o estaremos siempre discutiendo. Porque cuando uno recorta en Sanidad, ya sabe que vendrá el otro (a quejarse) y qué dirá. ¿Para qué quiere gobernar el PSOE? ¿Para gobernar las cenizas? Y digo lo mismo en sentido contrario: ¿para qué quiere gobernar el PP?".

Firmados en octubre de 1977 durante el Gobierno de Alfonso Suárez, los Pactos de la Moncloa contaron con el apoyo de las principales formaciones políticas, asociaciones empresariales y el sindicato Comisiones Obreras. El acuerdo pretendía antes de la firma de la Constitución de 1978 estabilizar la transición a la democracia y poner orden en la economía.

Monago ha sostenido que "nunca antes se han dado unas condiciones" para que la clase política llegue a acuerdos fundamentales que eviten discusiones partidistas. "Ante situaciones extraordinarias", ha formulado el presidente; "acciones extraordinarias". "La política española necesita un debate de altura y de sentido de Estado. Necesitamos centrarnos en lo que nos une más en los que nos separa. 2012 es el año en el que nos estamos jugando ser intervenidos o no por Europa".

El presidente de Extremadura ha asegurado que, en caso de no ser firmados, los "principales perjudicados serán el Partido Popular y el PSOE". "Serán a ellos a quienes el ciudadano les pedirá cuenta si España es intervenida", ha adelantado. "Demostremos que tenemos empaque como nación y elevemos el nivel de debate en nuestro país para que la política esté por delante de la economía".

"Cumpliremos el déficit"

El jefe del Ejecutivo extremeño se ha comprometido a cumplir el objetivo de déficit del 1,5% "como sea" ya que el "futuro de la comunidad depende de ello" -la región cerró 2011 con un 4,59% cuando la media de desfase de las comunidades fue del 2,94%-.Monago ha recordado que en la Asamblea de Extremadura se ha anunciado un recorte de 163 millones de euros que se suman a los 300 que ya se incluyeron en los Presupuestos de 2012.