Presupuestos creíbles, según los expertos

¿Los PGE obrarán el milagro? La prima de riesgo debería bajar de 300

Los Presupuestos de 2012 son "agresivos" y "creíbles", a juicio de los expertos, que creen que limitarán la capacidad de España para generar crecimiento económico. Los mercados de deuda deberían relajarse y la prima de riesgo debería estar más cerca de los 300 puntos básicos.

La prima de riesgo debería bajar por debajo de 300
La prima de riesgo debería bajar por debajo de 300

Los Presupuestos para 2012 que el Gobierno presentó el pasado viernes y que tienen como principal objetivo reducir el déficit hasta el 5,3% del PIB impuesto por Bruselas deberían contribuir a que la prima de riesgo de España vuelva a estar en el entorno de los 300 puntos frente a los 350 puntos en los que se mueve hoy, tal y como prevén los analistas de Banco Sabadell.

Soledad Pellón, de IG Markets, considera que, "por ahora esa prima de riesgo se están manteniendo estable, incluso se ha visto reducida tras conocerse los PGE lo cual indica que en el corto plazo estos presupuestos están teniendo cierta aceptación. El Gobierno, en este sentido, tiene una credibilidad mucho mayor que la que tenía el anterior gobierno del cual hemos heredado ese 8,5% de déficit que ahora nos complica mucho las cosas".

Sabadell hace una primera valoración de las cuentas presentadas por el Gobierno y que mañana comenzarán su trámite parlamentario. Sabadell destaca que "una mayor normalización sólo vendrá de forma natural con la ejecución presupuestaria y una mejora en el crecimiento a finales de 2012 inducida por la recuperación en Europa".

Los PGE han sido, en líneas generales, bien acogidos. Link Securities cree que "los inversores internacionales, con muchas alternativas donde invertir sus ahorros, sólo prestarán dinero a España si el Gobierno actúa de forma expeditiva y logra recuperar la credibilidad perdida tras años de inmovilismo. Eso sí, las duras medidas recogidas en los Presupuestos Generales tendrán que ser implementadas de inmediato si el Gobierno quiere que tengan efecto ya en 2012".

Para José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, los PGE "son creíbles, sin duda pero tengo mis dudas sobre si serán suficientes. Esto lo veremos sobre la marcha. Las medidas tomadas de ajuste son agresivas, aunque me hubiera gustado más hincapié en el gasto que en los impuestos; más en el gasto corriente que en la inversión. Son una primera aproximación valiente".

Los PGE han cumplido sin sorpresas con el principal objetivo a corto plazo, que era demostrar la determinación del Gobierno de cumplir con la senda de reducción del déficit público que se ha estipulado frente al mercado, según los expertos. El ajuste que tiene que hacer el Gobierno para alcanzar un déficit del 5,3% del PIB a finales de 2012 supone un recorte del gasto del 17% en ministerios y del 9,6% del total y una subida de de ingresos tributarios de 4,3% y de los no tributarios del 14%. Bankia destaca que hasta ahí la noticia es positiva. Sin embargo, "el proyecto incluye una estimación de ingresos de 2.500 millones de euros, que provendrían de un proceso de regularización fiscal extraordinaria, que puede cumplirse o no, dado que el resultado de este tipo de medidas con gobiernos anteriores fue escaso (en 1984 y 1991)".

Crecimiento económico en duda

Los expertos consideran necesarias las medidas pero creen que será más difícil que España pueda volver a crecer. De hecho, ésta es una de las incertidumbres que han pesado sobre la Bolsa española en el primer trimestre del año y que ha aumentado la brecha abierta con el resto de Bolsas europeas.

LInkSecurities considera que la austeridad de los Presupuestos tendrá un impacto negativo en el crecimiento económico del país en 2012 y, probablemente, en 2013.

Por su parte, Banco Sabadell elogia el esfuerzo del Gobierno por buscar el ajuste en aquellas partidas que menos afecten al crecimiento, pero "cierto impacto en consumo privado (vía limitación del empleo público) es inevitable". Por ello, la firma de análisis revisa el posible impacto de las medidas sobre su previsión de PIB 2012 actual de -0,6%.

El Financial Times tambien hace su valoración de los Presupuestos del Gobierno de Rajoy y los califica de "desconcertantes" y "extraños". Además, cuestiona la capacidad de alcanzar los 15.000 millones de ahorro planteados ante la dificultad de aplicar el ajuste en el gasto de los ministerios, la oposición del sector público a ver congeladas sus retribuciones y las dificultades para el Gobierno central de controlar el gasto de las regiones.