Anuncio del ministro Morenés

Defensa recortará su presupuesto entre un 12% y un 14%

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado hoy que el presupuesto para su departamento este año 2012 sufrirá un recorte de entre un 12% y un 14% y que, cuando se conozca la cifra exacta, será cuando de determine en qué capítulos se llevarán a cabo los ajustes necesarios.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, en una reciente entrevista en RNE
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, en una reciente entrevista en RNE

"Nosotros vamos a recibir un recorte para el año 2012, que es el que vamos a presentar el viernes. Yo calculo que tendremos una reducción de aproximadamente entre un 12% y un 13% o un 14%, y tendremos que mirar en qué capítulos lo tendremos que hacer en conjunto con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa y los Estados Mayores", ha explicado en una entrevista en Radio Nacional de España (RNE).

No obstante, Morenés sí ha adelantado que el Gobierno "tiene muy claro" que las misiones internacionales en las que participa España son "una prioridad absoluta" y están "por delante" de otros asuntos a la hora de hacer ajustes. "Estamos mirando con una gran seriedad nuestra presencia", ha aseverado.

En este sentido, el ministro ha defendido que la presencia de España en el exterior y "el enorme esfuerzo que está haciendo en los escenarios internacionales" contribuye a compensar "la falta de credibilidad" que puede existir debido a la crisis económica, lo que hace indispensable mantener dicha presencia.

Asimismo, ha asegurado que los recortes que se van a llevar a cabo en el presupuesto destinado a Defensa para este año no serán mayores a los que van sufrir otros ministerios. "No más. Van a sufrir lo mismo porcentualmente", ha confirmado.

El problema de la deuda

En cuanto a la deuda que mantiene el ministerio y que ronda los 30.000 millones de euros, Morenés ha sentenciado que se trata de "un problema enorme" que requiere "un tratamiento complejo" debido a la situación de crisis por la que atraviesa España.

"Esa deuda, en una situación normal del presupuesto de Defensa, como la que podíamos tener en 2007 o 2008, hubiese sido atendida con los recursos ordinarios, con alguna estrechez. Ahora tenemos que hablar con la industria, tenemos que hacer varias cosas, tenemos que revisar su alcance cuantitativo y tenemos que renegociar con la industria", ha explicado.

En este sentido, ha añadido que su departamento tendrá que estudiar con el Gobierno la forma en la que se va a "reajustar el presupuesto" en función de la capacidad de pago y de los compromisos, algunos de los cuáles, ha recordado, atañen a tratados internacionales.

No obstante, ha querido aclarar que la deuda contraída por el ministerio "no es tanto una deuda de Defensa sino una deuda general que tiene España ante una serie de programas que, atendiendo a las necesidades de Defensa, han servido para desarrollar un tejido industrial poderosísimo de enorme capacidad tecnológica".

Preguntado sobre si los ajustes que deberá aplicar el ministerio para adaptarse al nuevo presupuesto afectarán al número de militares, Morenés ha aclarado que la reducción de recursos humanos en las Fuerzas Armadas siempre deberá "ir en la línea de aquello que no es operativo".

"Yo he dado una instrucción muy clara: operatividad, operatividad, operatividad. Eso es para mí lo esencial. Las Fuerzas Armadas si no son útiles no tienen ningún sentido. Todo aquello que no esté vinculado a lo operativo, tanto en recursos humanos como en infraestructuras o en sistemas de armas, no tiene por qué estar en las Fuerzas Armadas. En esa línea y con ese criterio final, si llevamos a cabo una reducción del número de tropas, siempre será desde el punto de vista de que sea operativa", ha precisado.