Tras la carta de renuncia de uno de sus ejecutivos

Goldman Sachs rastrea en los correos de sus empleados la palabra 'muppet'

Goldman Sachs ha empezado a revisar los correos electrónicos de sus empleados después de la polémica carta de renuncia de un ejecutivo la semana pasada en la que acusaba al banco de inversiones estadounidense de referirse a sus clientes como marionetas (muppet).

El banco busca en la correspondencia electrónica de sus empleados la palabra muppet (que se puede usar como sinónimo de idiota en inglés británico) y otros términos despectivos que se hayan podido emplear para referirse a los clientes de la firma, según ha revelado The Wall Street Journal, que cita a un portavoz de Goldman Sachs.

"Nos tomamos en serio las preocupaciones de nuestros empleados y por eso hemos revisado las acusaciones de Greg Smith", afirmó el portavoz, quien confirmó que el consejero delegado, Lloyd Blankfein, ya mencionó en una conferencia con accionista la revisión de emails como parte de la respuesta del banco tras la renuncia de Smith.

Greg Smith, hasta hace una semana alto directivo del banco, publicó el 14 de marzo un duro artículo de opinión en The New York Times en el que aseguraba que tras doce años de trabajo en la entidad de Wall Street podía decir que "el ambiente ahora es más tóxico y destructivo que nunca".

Desde su salida del banco la semana pasado, el departamento de recursos humanos de Goldman Sachs ha interrogado a varios de sus compañeros de trabajo en Londres así como a sus superiores inmediatos, según The Wall Street Journal, que recuerda que otras empresas también revisan las comunicaciones entre sus empleados.

Responsable del negocio de derivados de renta variable del banco estadounidense en Europa, Oriente Medio y África, radicado en Londres, Smith aseguraba en la carta que los intereses de los clientes quedaban relegados a un segundo plano e incluso algunos directivos de la firma se refieren a ellos como 'marionetas'.

Goldman Sachs respondió ese mismo día en un comunicado que estaba en "desacuerdo con las opiniones expresadas" por Smith porque no reflejan la forma en que gestionan el negocio. "En nuestra opinión, sólo tendremos éxito si nuestros clientes tienen éxito. Esta verdad básica es el fundamento de cómo nos comportamos", añadió.

Las acciones del banco de inversiones retrocedían el 1,14% a falta de menos de media hora para el cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York, donde sus títulos se han apreciado el 37,86% desde que comenzó el año aunque acumulan un retroceso del 22,46% en los últimos doce meses.