Retrocede un 0,28% tras cinco días al alza

El Ibex se toma un respiro, lastrado por la banca

El Ibex retrocede tras cinco sesiones seguidas al alza. El lastre de la banca ha llevado al selectivo a perder un 0,28% y cerrar en 8.567,5 puntos.

El Ibex se toma un respiro. El índice español ha interrumpido una racha de cinco sesiones consecutivas al alza con una caída del 0,28%. El selectivo fue, con todo, el mejor de Europa, donde las pérdidas superaron el 1% en todas las grandes plazas financieras. El selectivo cerró en 8.567,5 puntos, después de haber llegado a ver en peligro el nivel de los 8.500 puntos en los peores momentos de la sesión.

En contraste con la Bolsa, el Tesoro ha cerrado un nuevo éxito de colocación. Este martes España acudía al mercado para obtener financiación y el resultado cosechado ha ido en línea con el registrado en las últimas colocaciones. El organismo dependiente del ministerio de Economía ha vendido 5.050 millones en letras a 12 y 18 meses, frente al máximo de 5.500 millones previsto. La noticia vuelve a venir un día más de la mano de los intereses. Como viene siendo habitual en las últimas citas, el precio exigido cae y pasa del 2,30% anterior al 1,7% actual para los 18 meses y del 1,89% al 1,4% para los 12.

La banca, que impulsó las subidas en la última racha alcista del Ibex, ha sido el principal catalizador de las pérdidas. Santander Caixabank y BBVA cedieron todos más de un 1%. En el resto de plazas del Viejo Continente, la nota ha sido la caída del sector automovilístico, que prevé un descenso de sus ventas como consecuencia de la contracción económica de China. La sugerencia del gigante minero BHP de que la "era dorada" del consumo de acero en China "está tocando a su fin" ha sentado como un jarro de agua afría en los mercados.

IBEX 35 8.892,10 0,03%

Los avances de ayer permitieron a la Bolsa española desmarcarse de la corriente que llevaba imperando desde hacía varias semanas. Las noticias que se fueron publicando acerca del devenir de la economía española y las constantes controversias sobre el objetivo de déficit impedían a los inversores celebrar los acontecimientos que sucedían fuera de nuestras fronteras. Los efectos de la segunda subasta a tres años del BCE pasaban así de puntillas sobre el parqué madrileño.

Además de España hoy también ha acudido al mercado Grecia. La subasta se ha saldado con una venta de 1.300 millones, cifra superior a la prevista, en deuda a corto plazo a un interés menor (4,25%). Esta ha sido la primera emisión que ha celebrado Atenas después del canje de deuda.

La otra gran noticia del día pasa hoy por la advertencia de Moody's que considera que España debe seguir acometiendo reformas pues tal y como señala en el comunicado "la perspectiva fiscal sigue siendo un desafío". La agencia ha decidido mantener la nota de España (A3) con perspectiva negativa a pesar de la adopción del nuevo objetivo de déficit impuesto por Bruselas.

La renta fija tampoco experimenta cambios y tras la subasta la prima de riesgo española continúa por encima de la italiana en el nivel de los 317 puntos. El mercado aplaude las reformas emprendidas por Mario Monti y permite al riesgo-país transalpino mantener su distancia respecto al español tras amanecer en la cota de los 280 puntos.

El euro prosigue en la barrera de los 1,32 dólares que conquistó el viernes, pese a retroceder ligeramente.