El dividendo y el iPad elevan la euforia de los analistas
Phil Schiller, presidente de Apple, vicepresidente senior de marketing mundial habla sobre el nuevo iPad durante un evento de Apple en San Francisco, California, 07 de marzo 2012
Phil Schiller, presidente de Apple, vicepresidente senior de marketing mundial habla sobre el nuevo iPad durante un evento de Apple en San Francisco, California, 07 de marzo 2012

¿Vale la acción de Apple 800 dólares?

La subida de Apple en Bolsa, que ha avanzado un 48% desde enero, impulsada por la llegada del nuevo iPad y el anuncio del pago de dividendos, ha llevado a muchos analistas a revisar al alza el precio objetivo de la acción. Morgan Keegan situó ayer el precio objetivo en 800 dólares.

Este precio objetivo de 800 dólares establecido por la casa de Bolsa Morgan Keegan concede a la acción de Apple un potencial de revalorización del 33%. De alcanzar ese valor, la capitalización bursátil del grupo ascendería a 745.000 millones de dólares, frente a los 560.000 millones con que cerró la sesión del Nasdaq de este lunes.

Con este valor de mercado, Apple aventajaría todavía más a ExxonMobil en el ranking de compañías por capitalización bursátil. La petrolera tiene un valor de mercado en este momento cercano a 410.000 millones.

De todas maneras, Morgan Keegan no son los únicos analistas optimistas con Apple. Al menos 15 casas de Bolsa, de las que se han pronunciado tras el anuncio del dividendo, tienen el precio objetivo de la compañía de la manzana por encima de los 700 dólares. FBN Securities lo tiene en 760 dólares, Wedbush y Evercore Partners en 750 dólares, Barclays Capital en 730...

La pasada semana, Morgan Stanley elevó el precio objetivo de la acción de Apple de 590 a 720 dólares, aunque, sus analistas contemplaron un Bull Case, en el que los títulos podrían a llegar el año que viene a 960 dólares. De ser así, la capitalización bursátil de la compañía de la manzana coquetearía con los 900.000 millones de dólares.

Con estos números, no es de extrañar que en la prensa especializada estadounidense y en los blogs financieros la palabra burbuja empiece a hacerse sitio. La cuestión es que hay coincidencia en que Apple va a mantener un fuerte incremento de ingresos (algunos analistas creen que podría superar los 170.000 millones de dólares este año), pero la advertencia es que es muy difícil que la compañía pueda mantener este ritmo de subidas en Bolsa, un 48% desde enero y casi un 100% desde finales de 2010.

De momento, Apple quiere mantener su idilio con la comunidad financiera. Después de muchas presiones, la empresa anunció ayer la puesta en marcha de un plan de recompra de acciones de 10.000 millones de dólares, así como el pago de un dividendo trimestral, a partir de su cuarto trimestre, de 2,65 dólares por acción. En total, Apple destinará 45.000 millones (unos 34.000 millones de euros) procedentes de su caja en EE UU en los próximos tres años. En opinión de sus directivos, será una de las retribuciones más altas de EE UU.

Además, Apple puede presumir de que sus dispositivos siguen cautivando a los clientes. La compañía comunicó ayer los primeros datos sobre la evolución de su nuevo iPad. Apple señaló que ha vendido tres millones de unidades de su nuevo tablet, desde su lanzamiento el viernes 16 de marzo, según los datos facilitados por la propia compañía. Una cifra que se sitúa por encima de las previsiones de los analistas. Las largas colas de clientes interesados en adquirir el nuevo terminal hacían presagiar que las ventas iban a ser más que cuantiosas. De hecho, una simple multiplicación de los nuevos iPad vendidos por un precio medio de 600 dólares por tableta (sus precios van de los 479 a los 799 euros, según conectividad y memoria), arrojan una facturación de 7.200 millones dólares.

"Es un superventas; es el lanzamiento de iPad con más éxito hasta ahora", ha señalado Philip Schiller, vicepresidente senior de Marketing de Producto Mundial de Apple. Unas cifras que con toda probabilidad se dispararán cuando el dispositivo llegue a nuevos mercados, entre ellos España, este próximo viernes. Ese día está previsto que el nuevo iPad se lance en 24 países. Desde UBS aseguran que en este trimestre Apple podría vender un total de 12 millones del nuevo iPad. Y eso, sin contar con las ventas que puedan hacer del iPad2, un modelo que tras el lanzamiento del nuevo modelo bajará de precio: de 399 euros a 519 euros.

El principal gancho para atraer a los usuarios hacia el nuevo iPad ha sido la pantalla Retina del dispositivo, que ofrece una resolución de imagen muy mejorada. Pero otros avances también han contribuido, como el nuevo chip A5X de Apple con cuatro núcleos para gráficos, su cámara iSight de 5 megapíxeles con óptica avanzada que captura fotos y vídeo en HD 1080p, o que soporte redes ultrarrápidas 4G LTE en aquellos países donde están lanzadas comercialmente. A todo ello se suma, que la autonomía de la batería no se resiente y sigue siendo de unas 10 horas para un día entero de uso, es decir, igual que el iPad2.

Con estos números, parece que la caja de Apple va a seguir engordando en los próximos tiempos porque las ventas van a seguir creciendo. No obstante, la incógnita sobre si sostendrán este avance bursátil seguirá abierta.