Contra la medida del Consejo de Ministros

Lanzarote solicitará al Supremo que revoque los sondeos autorizados a Repsol

El pleno del Cabildo de Lanzarote ha acordado este martes solicitar al Tribunal Supremo (TS) que revoque el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros por el que se autoriza a la empresa Repsol a llevar a cabo sondeos petrolíferos a 61 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura.

El acuerdo, que se tomó con el voto en contra de los consejeros del PP, establece que se solicitará al TS la ejecución de la sentencia de 2004, por la que se suspendió el proyecto que lidera Repsol.

El Cabildo lanzaroteño insular ha mostrado su rechazo a lo que considera una "falta de respeto" del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que dirige el canario José Manuel Soria, "al haber aprobado las prospecciones sin responder a las alegaciones presentadas por" esta institución insular, cosa que su presidente, Pedro San Ginés, ha calificado como "insultante".

El pleno basó también su rechazo a "la urgencia" con la que se ha aprobado el Real Decreto por el que se autorizan las prospecciones, al entender que se debió esperar a la entrada en vigor de la nueva normativa europea al respecto.

El acuerdo del Cabildo será trasladado a los representantes canarios en el Congreso de los Diputados y en el Senado para que defiendan la postura de la corporación frente al acuerdo adoptado por el Gobierno.

El presidente del Cabildo destacó el "peligro" que, en su opinión, supone el proyecto de Repsol para la isla, para su biodiversidad y para su modelo de desarrollo económico basado en el turismo.

Recordó que el 90% de la población vive del turismo, "que se apoya en su calidad ambiental", por lo que las prospecciones petrolíferas suponen un riesgo para "el desarrollo de esta tierra" y pondrá en peligro la captación de agua limpia del mar para su potabilización, única forma de obtención de agua para el consumo humano y el desarrollo de la actividad agraria y turística en Lanzarote.

El portavoz del PSOE, José Antonio Gutiérrez, calificó el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros como un "atropello a las instituciones canarias" y un desprecio a la normativa europea y al espíritu de la Constitución Española, y aseguró que "no defiende el interés general, sino el de una multinacional".

Por su parte, la portavoz del PP, Concepción Pérez, ha dicho "que no toda la ciudadanía está en contra de las prospecciones" y ha argumentado que los populares respetan el acuerdo adoptado por el Cabildo de Lanzarote, pero "piden respeto para quien tiene otra forma de ver las cosas".