El pulso de la primera industria española

El turista nacional: desplazamientos en fin de semana a segunda residencia

Viajes

La primera estimación ofrecida por el Ministerio de Industria constata que el año pasado se produjeron 160,5 millones de viajes entre los residentes en España, lo que supuso un incremento del 1,7% respecto a 2010. Pese a ese aumento, que frena una tendencia de caída de dos años, se trata de una de las cifras más bajas de la serie histórica, iniciada en 2005, según la estadística anual elaborada por el Instituto de Estudios Turísticos, dependiente del Ministerio de Industria.

Distribución

Uno de cada dos desplazamientos que realizan los turistas nacionales se produce en fin de semana. En 2011 se elevaron a 80 millones, de los que una gran mayoría pernocta en una segunda residencia o en el domicilio de familiares. Tan solo el 22,7% de los viajeros nacionales se aloja en establecimientos hoteleros, cuyo negocio en gran medida depende del turista extranjero.

En segundo lugar figuran las vacaciones de verano, en la que se concentran el 14% de los desplazamientos (más de 22 millones), seguido por los puentes (5 millones) y la Semana Santa (4,6 millones).

Hogares

El porcentaje de hogares que pernoctó al menos una vez fuera de su lugar de residencia sigue descendiendo y se ha situado por debajo del 60%. Las comunidades más viajeras, al igual que en anteriores ejercicios, siguen siendo Navarra, Madrid y País Vasco, en las que el 70% de los hogares realiza al menos un desplazamiento a lo largo del año. En el otro lado se sitúan Galicia y Murcia, donde más de la mitad de las familias no viaja fuera de su comunidad autónoma.

Destinos

Cuatro regiones (Andalucía, Cataluña, Castilla y León y la Comunidad Valenciana) concentran la mitad de los desplazamientos del turismo residente. La primera en la clasificación es Andalucía, con el 17,9% de los viajes internos, seguida por Cataluña (14,2%), Castilla y León (11,7%) y la Comunidad Valenciana (10,6%).

Desempleo

El paro sigue siendo el factor que más determina la posibilidad de hacer un viaje. En los hogares con todos sus miembros en activos, el 73% sí lo hacen, mientras que en las familias en las que todos están desempleados, solo optan por esa posibilidad el 45%.

Ingresos

El otro elemento que condiciona si las familias viajan o no es el nivel de ingresos. Cuanto más elevado es el presupuesto de los miembros de la unidad familiar, mayor es la predisposición de viajar. El umbral a partir del cual se opta por esa vía es de 1.000 euros. Por debajo de ese nivel solo viajan uno de cada tres hogares.

Estancia media

La estancia media de los viajes efectuados por los residentes apenas supera las cuatro noches, menos de la mitad que el turismo extranjero (nueve noches). Por comunidades autónomas, la que registra una estancia más larga es Baleares, con seis noches.