Bruselas quiere conocer qué ajustes se aplicarán

Alemania alaba los esfuerzos de España, pero el Eurogrupo exige más medidas

El Gobierno alemán dio ayer su primer apoyo público a la decisión de España de situar el objetivo de déficit para este año en el 5,8%, en lugar del 4,4% anteriormente previsto. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, elogió los "grandes progresos" realizados por el Gobierno de Mariano Rajoy, pero se alineó con el resto del Eurogrupo que demanda conocer todas las medidas que adoptará Madrid este año y el siguiente para volver a la senda del Pacto de Estabilidad.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, bromea con el ministro español de Economía, Luis de Guindos, durante una reunión de los titulares de Finanzas de la zona euro.
El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, bromea con el ministro español de Economía, Luis de Guindos, durante una reunión de los titulares de Finanzas de la zona euro.

España ha hecho grandes progresos. Eso también lo ven los mercados", explicó ayer Schäuble en declaraciones a los periodistas en el marco de la reunión que celebraron los ministros de Economía de la zona euro. En este sentido, y al ser preguntado por si existe el riesgo de que España se convierta en la próxima Grecia debido a su elevado déficit, contestó un tajante: "No, por supuesto que no". "Grecia es un caso único", subrayó el ministro. Sobre la situación de Europa, matizó que aunque la coyuntura todavía es difícil, los acontecimientos de las últimas semanas muestran que el camino tomado es el adecuado.

Por lo demás, la reunión del Eurogrupo transcurrió sin sorpresas en el guion establecido. Los ministros de Economía de la eurozona reclamaron al representante español, Luis de Guindos, que el Ejecutivo español anuncie ya todos los recortes que tiene previsto realizar, tanto en los Presupuestos de este año como en los del año que viene para rebajar el déficit desde el 8,5% de 2011 hasta el 3% en 2013, según informaron fuentes europeas.

El mandato del Eurogrupo es que solo si España es capaz de dar garantías y convencer al resto de sus socios de que no pondrá en riesgo el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y de que su caso no sienta precedentes, Bruselas estaría dispuesta a negociar relajar el objetivo de déficit para este año al 5,8% anunciado por el presidente Mariano Rajoy. La clave será, por tanto, presentar "medidas nuevas y reales", según explicaron fuentes comunitarias. Aunque desde España se ha insistido en que el calendario previsto es que hasta abril el Ejecutivo comunitario no realizará el primer examen sobre el grado de cumplimiento del Pacto de Estabilidad, lo cierto es que Bruselas insiste en que el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, podría reactivar antes de esa fecha el procedimiento sancionador por déficit excesivo. En el peor de los casos, dicho proceso podría culminar con una multa de hasta el 0,2% del PIB (en el caso español alcanzaría los 2.000 millones).

Lo más valorado es la anunciada reducción del techo de gasto de casi el 5% este año

Serio precedente

Por su parte, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, anunció ayer que los esfuerzos de España para corregir la desviación del déficit y volver al crecimiento fueron bien valorados en la Unión Europea. "España va a compensar lo que no se hizo el año pasado en términos de ajuste estructural y lo que había comprometido para este año", señaló el ministro, quien añadió que se trata de "un esfuerzo en términos estructurales de más de tres puntos que es bien valorado por todos nuestros socios y por la Comisión".

"No hay la más mínima duda del compromiso de España con lo que es el ajuste presupuestario en un entorno complejo de recesión y que lo básico es volver al crecimiento y la generación de empleo", insistió. La limitación del crecimiento del gasto público, que supone una reducción de casi el 5% de todos los gastos no financieros, también "fue positivamente aceptada por todos nuestros socios", agregó.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dijo que espera que España cumpla su compromiso de reducir el déficit al 3% en 2013, aunque se mostró dispuesto a discutir una flexibilización del objetivo para este año. "Esperamos que España alcanzará sus objetivos presupuestarios en 2013 y que quiere alcanzarlos", matizó.

Fuentes comunitarias insistieron en que la mayoría del Eurogrupo tiene miedo de que el caso español siente un serio precedente justo cuando la UE acaba de aprobar un endurecimiento del Pacto de Estabilidad y un nuevo Tratado para reforzar la disciplina fiscal.

El ministro francés de Economía, François Baroin, expresó su respaldo al Gobierno español y destacó que el nivel de deuda pública de España es "relativamente bajo", pero dejó claro que no hay alternativa a la consolidación fiscal para recuperar el crecimiento. "Apoyamos al Gobierno (español), pero la mejor manera de apoyar el crecimiento es reducir el déficit", apuntó.

Merkel aborda con Monti la situación de Italia

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Mario Monti, se reúnen hoy en Roma para abordar la crisis económica de la zona euro, con énfasis en el escenario que se abre tras el acuerdo para la reestructuración de la deuda de Grecia. Sobre la mesa estarán además las reformas que prepara el Gobierno italiano, entre ellas la laboral, que prevé tener lista este mes, y el resultado de las ya aprobadas.

La situación de Italia ha cambiado desde que Monti llegó al poder a mediados de noviembre para sustituir a Silvio Berlusconi y desde que Merkel y Sarkozy se reunieron con él por primera vez en Estrasburgo (Francia) una semana después para dar forma al eje París-Berlín-Roma que quieren que lidere la salida de la crisis en Europa.

Italia, con un endeudamiento público del 120% de su PIB, ha visto reducido el coste que tiene que pagar por colocar sus bonos en el mercado primario y en el secundario, donde su prima de riesgo se sitúa de nuevo por debajo de la española. Precisamente hoy el Tesoro italiano celebra una subasta de deuda, en la que intentará adjudicar 12.000 millones de euros en bonos a tres y 12 meses.

Las cifras

5,8% es el nuevo objetivo de déficit fijado por España para este año.

2.000 millones de euros podría tener que pagar el Ejecutivo español si la Comisión le sanciona por el desvío del déficit del 6% al 8,5% en 2011.

3% es el objetivo de déficit que el Pacto de Estabilidad marca para España en 2013. Bruselas considera esta meta irrenunciable y pide garantías de que se cumplirá.