Advierte sobre la venta de este producto

El Protector del Inversor tacha de confusa y equívoca la información sobre preferentes

Las participaciones preferentes han copado las consultas del Protector del Inversor durante 2011 que califica la información que se suministra al cliente a la hora de vender el producto como "insuficiente e incluso equívoca y confusa".

Equívoca, confusa, poco clara e insuficiente son los adjetivos que el Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid emplea para calificar la información que las entidades financieras suministran a los potenciales clientes a la hora de vender las participaciones preferentes.

Las dudas generadas por este producto de inversión han copado el apartado de consultas del Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid. Las consultas del apartado Otros se han disparado un 30% el año pasado frente a la subida del 7% del año anterior. "La novedad más relevante en 2011 ha sido el aumento de las consultas sobre las participaciones preferentes, debido al desconocimiento de los inversores sobre este producto financiero", ha destacado Carlos Fernández, Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid, en la presentación del Informe 2011.

Muchos inversores han invertido en los últimos meses en participaciones preferentes pensando que eran acciones ordinarias o depósitos garantizados. "Merece una mención especial las numerosas llamadas recibidas, durante este año, provocadas por la insuficiente información sobre las características y condiciones de las participaciones preferentes, la información existente no es clara, e incluso puede llegar a ser confusa y equivoca", recoge el informe de este año.

En el capítulo de la función informativa es habitual que el inversor particular sea el principal demandante, aunque en los dos últimos años el porcentaje ha aumentado notablemente al pasar del 69% en 2009 al 80% en 2011. El segundo puesto por demanda de información lo ocupan los miembros del mercado y entidades financieras, aunque se observa un ligero descenso desde 2009 que ha pasado del 18% al 14%.

El interés del inversor a la hora de solicitar información ha variado en 2011 de manera fundamental en la información bursátil que ha descendido un 23% respecto del año anterior.

La alarma entre los pequeños ahorradores ha saltado años después de que bancos y cajas colocaran más de 12.000 millones de euros en participaciones preferentes entre este colectivo. Diversas asociaciones de consumidores han denunciado que las entidades financieras vendieron de forma inapropiada estos activos, sin informar de los riesgos que entrañaban e incluso asegurando que sus características eran similares a las de los depósitos.