El Sepla anuncia 24 jornadas hasta el mes de mayo

Huelgas de los pilotos de Iberia en Semana Santa y los puentes

Los pilotos de Iberia han marcado con el lápiz rojo en su nuevo calendario 24 jornadas de huelga en los días clave del puente de San José, Primero de Mayo y las vacaciones de Semana Santa. Tres meses más de paros en un órdago contra la creación de Iberia Express.

Los pilotos de Iberia van a por todas. A última hora del viernes convocaron 24 nuevas jornadas de huelga en marzo, abril y mayo que se suman a las 12 que ya han realizado desde el mes de noviembre. El Sepla ha apuntado en esta ocasión a fechas muy significativas. Al contrario de lo que aconteciera con el conflicto durante la pasada Navidad, en la que se evitó perjudicar las vacaciones de los pasajeros, en este caso se han pintado con rojo la víspera de Semana Santa, el día de San José y el 2 de mayo, festivo en Madrid.

El nuevo calendario de movilizaciones se ha fijado para los días 16, 19, 23, 25, 26 y 30 de marzo; los días 2, 4, 9, 13, 16, 20, 23, 27 y 30 de abril; los días 2, 4, 7, 11, 14, 18, 21, 25 y 28 de mayo.

Como ha venido ocurriendo en las cuatro últimas jornadas, a los paros se sumará el sindicato Stvala de tripulantes de cabina (TCP), y los de tierra CNT y CTA, que presentarán el lunes sus respectivas convocatoria ante la autoridad laboral, con paros para los mismos días.

Sepla justifica la extensión a los 24 nuevos días de huelga para los próximos tres meses ante "la negativa de la empresa a negociar". Pero su principal motivo de protesta se centra en la oposición frontal a la creación de la nueva filial Iberia Express, que según los cálculos del sindicato supondrá la destrucción de 8.000 puestos de trabajo en la matriz, a raíz del traspaso de 40 aviones de la aerolínea a la filial de bajos costes para el corto radio.

"Los pilotos han ofrecido a la compañía un proyecto que supone unos ahorros mayores que los que tiene previsto la propia empresa, sin necesidad de segregar actividad de la matriz", insistió el sindicato, que asegura que su propuesta se centra "en rebajar un 50% el coste de operación, reducción de sueldos de hasta el 50%, cesiones de productividad, así como entradas de nuevas categorías laborales".

Según explicó el Sepla, su propuesta, rechazada por Iberia, implica una actualización de toda la plantilla de pilotos y de sus condiciones laborales acordes con las necesidades de mercado actuales, lo que ahorraría 300 millones de euros, frente a los 90 previstos por Iberia.

La empresa sancionó el jueves a 19 trabajadores

La tensión entre Iberia y los pilotos del Sepla subió el jueves tras la comunicación de la dirección del despido de un segundo piloto y el castigo a otros 18 de jornadas de suspensión de empleo y sueldo. A 10 más se les comunicó apercibimientos por faltas graves o muy graves. El sindicato emitió un comunicado en cuanto tuvo conocimiento de las sanciones en el que acusaba a la dirección de actuar "ilegalmente" al obligarles a incumplir la Ley de Seguridad Aérea que regula el tiempo de trabajo y descanso de las tripulaciones. Las sanciones se han producido, en su mayoría, por la discrepancia al integrarse un tripulante a un servicio tras una imaginaria. El Sepla advierte que obligar a un piloto a entrar en un avión antes de que se haya cumplido estrictamente el horario atenta contra la seguridad de los vuelos.