Interés por crecer a través de compras

Banesto aspira a ser "un protagonista activo" en la configuración del nuevo mapa bancario

Banesto muestra interés por saltar al ruedo. La reforma financiera ha abierto la puerta de toriles y la filial de Santander se ve con fuerza y temple para abordar algún morlaco. Los máximos responsables del banco reconocieron ayer, durante la junta de accionistas, su interés por crecer a través de compras.

"En Banesto no somos ajenos al proceso de concentración bancaria que se ha puesto en marcha. Nuestra entidad quiere ser un protagonista activo en la configuración del nuevo mapa financiero y estaremos atentos a aquellas oportunidades que se presenten", afirmó Antonio Basagoiti, presidente de la firma. Cualquier adquisición "deberá encajar en nuestra estrategia y aportar valor para nuestros accionistas".

En el mercado se da por hecho que Santander pujará por alguna de las entidades que están bajo control estatal. Catalunya Caixa y Novagalicia Banco son las que pueden resultarle más interesantes. No obstante, todavía no se ha hecho público si el grupo que encabeza Emilio Botín abordaría la operación a través de la Red Santander o si recurrirá a Banesto.

El consejero delegado de la filial, José García Cantera, sostuvo ante los accionistas que "la reforma del sector financiero ... es positiva tanto desde el punto de vista de la banca como para la economía". A su juicio, resulta esencial que "el impulso legislativo no se pierda en el proceso de desarrollo de la reforma. El objetivo es tener un sector con menos entidades y más eficientes". Luego estimó que "en esta crisis hay entidades que son parte del problema y otras, entre las que está Banesto, que somos parte de la solución".

La subsidiaria de Santander anunció ayer a cierre de mercado la salida de Carlos Pérez de Bricio y Rafael del Pino de su consejo de administración "por motivos personales". Les sustituyen, también en calidad de consejeros independientes, Juan Antonio Sagardoy y Luis Alberto Salazar-Simpson. El pasado lunes trascendió que este último ejecutivo abandonará el máximo órgano de gobierno de Santander. Formaba parte de él desde 1999.