Mañana se celebra la segunda subasta extraordinaria

El BCE veta la deuda griega como garantía para pedir liquidez

Los bancos no podrán utilizar deuda soberana griega como colateral para solicitar liquidez al Banco Central Europeo (BCE). Así lo ha decidido hoy la propia entidad, aduciendo la bajada del rating de la deuda helena como resultado de la participación privada en el segundo rescate.

El BCE ha confirmado también que da vía libre a una relajación temporal y no homogénea de las garantías que los bancos deben presentar para conseguir liquidez. Esta excepción es aplicable a ocho países, entre ellos España, y queda al arbitrio de los bancos centrales de estos estados decidir que facilidades son admitidas como colateral.

Mañana se celebrará la segunda barra libre de liquidez a un plazo a tres años. Otra de las medidas extraordinarias que Mario Draghi adoptó a finales del año pasado. En el primera cita, el 20 de diciembre, los bancos solicitaron medio billón de euros, superando todos los récords.

Standard & Poor's ha degradado las calificaciones de la deuda a largo y corto plazo de Grecia a la condición de SD, es decir, 'default' selectivo desde la anterior nota de CC y C, respectivamente. La calificación SD de S&P se utiliza, según la terminología de la agencia de calificación, cuando el país ha dejado de pagar una o más de sus obligaciones financieras. La intenvención, por encima del 50%, de los acreedores privados en el canje de deuda ha motivado tal decisión.