El 1 de marzo el buscador cambia su política de privacidad

Cómo evitar que Google sea tu Gran Hermano

Guía para proteger los datos personales ante la entrada en vigor de la nueva política de privacidad de Google el 1 de enero.

La nueva política de privacidad de Google entrará en vigor el 1 de marzo
La nueva política de privacidad de Google entrará en vigor el 1 de marzo

La compañía activará el de marzo su nueva política de privacidad que supone modificar las actuales políticas de privacidad de sus distintos productos, 70 documentos distintos, y sustituirlos por uno solo que funcionará de forma unificada. El pasado 25 de enero Google anunciaba el cambio y su responsable de privacidad, Alma Whitten, aseguraba que "trataremos al usuario como un usuario único a través de todos nuestros productos, lo que supondrá una experiencia de Google más simple e intuitiva".

Los cambios anunciados por Google pretenden facilitar a los usuarios pasar de productos como Gmail, Calendar, Youtube, sin tener que registrarse de nuevo. Y otros de sus programas y aplicaciones, como Google Books y Google Chrome, quedan excluidas por restricciones legales.

Una nueva política de datos que no ha gustado. La pasada semana un grupo de fiscales de EE UU enviaron una carta a Google alegando "grandes preocupaciones" sobre los cambios de su nueva política de privacidad. "A nivel elemental, la (nueva) política parece invadir la privacidad del usuario al compartir de manera automática la información personal que los usuarios dan a un solo servicio de Google con todos sus otros productos". Y en Europa, los reguladores europeos reunidos en el Grupo de Trabajo del artículo 29, ha solicitado a la compañía que pare la introducción de la nueva política de privacidad. Google, por su parte, ha explicado en su blog corporativo para America Latina que su política de privacidad está basada en la transparencia, elección y control y que los cambios pretender lograr "una experiencia con Google más simple e intuitiva".

Pero si como usuarios queremos ponerle puertas a Google y limitar la información que la compañía guarda de nosotros es preciso realizar unos sencillos ajustes.

Una forma de evitar que Google guarde más datos personales nuestros que los que nosotros consideramos necesarios es eliminando su historial de búsqueda, según la Fundación Fronteras Electrónicas (EFF, por sus siglas en inglés). Solo hay que acceder a "nuestra cuenta" de Google y desde allí entrar en el "historial web de nuestras búsquedas" donde nos ofrecen la opción de eliminarlo y detenerlo. Si se mantiene deshabilitado el historial de búsquedas se impide que Google almacene indefinidamente el historial de nuestras búsquedas y lo convierte, parcialmente, en anónimo.

Y ya entrados en faena no está de más conocer el estado de privacidad y las opciones para compartir que tenemos con otros usuarios en su red social, Google + y detenerse para averiguar si todo está como queremos o no. También es posible es conocer todos los datos que Google guarda de cada usuario y de los servicios que utiliza desde el panel de configuración del buscador.

Y si se es usuario de Youtube también es posible borrar el historial de búsquedas de videos, que puede contener información sobre nuestra localización, intereses, edad, problemas de salud, religión o incluso de orientación sexual, según EFF. Para ello es necesario entrar en el portal de videos y acceder a la pestaña de "mi historial de búsquedas", donde al igual que en Google se puede borrar el historial de búsquedas y se da la opción de no seguir guardando por defecto el historial de búsquedas.