TRIBUNA

Hoja de ruta para impulsar la competitividad española

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmCham) ha elaborado una hoja de ruta para situar a la economía española entre las 10 más competitivas del mundo en el horizonte 2020.

La organización empresarial reúne a compañías estadounidenses y multinacionales españolas cuya facturación conjunta supone el 24% del PIB de España y dan empleo a un millón de trabajadores. De ahí la importancia de esta cuidada propuesta con 25 medidas que pretende guiar a la economía española a salir de la crisis con un modelo más sostenible, productivo e internacionalizado. Las iniciativas se dividen en cuatro ejes fundamentales: entorno-país, clima empresarial, educación e I+D+i.

En primer lugar, la Cámara hace una llamada al regreso al equilibrio en las cuentas públicas, de forma que vuelva la confianza de los mercados en la economía española.

Además, insta a eliminar las duplicidades creadas por la superposición de las diferentes legislaciones estatales, autonómicas y municipales, y a aligerar los procesos burocráticos en la Administración pública.

Una mejora en la eficiencia del sector público redundará además en una reducción del gasto. De especial importancia es incentivar la innovación tecnológica en los concursos públicos de licitación.

La Cámara es también partidaria de alargar la vida laboral y de buscar nuevas fórmulas para moderar el gasto en sanidad, como puede ser el uso de un moderado copago.

En cuanto al clima empresarial, AmCham ha apoyado los pasos dados hasta ahora en la reforma laboral, pero urge a seguir adelante con los cambios.

En particular, aboga por una simplificación de la negociación colectiva y la indexación de los salarios a la productividad. Este indicador es clave a la hora de decidir invertir en un país como España, y la Cámara cree que debería potenciarse con medidas como la racionalización de los horarios de trabajo o el fomento de la movilidad geográfica. Desde AmCham recuerdan que para mejorar los recursos energéticos españoles, y también exportar sus excedentes, es básico finalizar la interconexión de la red energética española con la Unión Europea.

Otro aspecto clave a largo plazo será la gestión de los recursos hídricos. La Cámara cree que España reúne los requisitos adecuados para poder ser una referencia mundial en la gestión de aguas, por lo que anima a continuar trabajando en el sector.

El tercer eje de la hoja de ruta gira en torno a la educación. España no puede competir en mano de obra no cualificada por lo que debe optar por un modelo en el que se eduque en la aportación de valor añadido. El manejo del inglés es otro punto clave para la internacionalización de la economía. También se echa en falta una cultura del espíritu emprendedor en el país.

Por último, en el apartado de I+D+i, la Cámara recuerda que España debe involucrarse más en la defensa de la propiedad intelectual. A la hora de decidir una inversión de alto valor añadido intelectual, las empresas miran con lupa el marco legal, que en el caso español es incierto.

También es necesario estrechar los vínculos entre la universidad y la empresa y atraer e incentivar a los investigadores.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en España explicará personalmente en los próximos meses a los agentes sociales y al Gobierno este conjunto de medidas para ayudar a su puesta en marcha.

Jaime Malet / Eric Patrouillard. Presidente AmCham Spain / 'Chairman' del Comité de Innovación y Propiedad Intelectual AmCham Spain y presidente de Lilly