Respuesta a las nuevas sanciones impuestas por la UE

Irán suspende la venta de petróleo a Francia y Reino Unido

El Gobierno de Irán decidió ayer suspender las exportaciones de crudo al Reino Unido y Francia, según anunció el portavoz del Ministerio de Petróleo, Ali Reza Nikzad, en lo que fue interpretado como una respuesta a las nuevas sanciones impuestas por la UE a Teherán como presión para que detenga su programa nuclear. "La exportación de crudo para las empresas inglesas y francesas se ha suspendido", dijo Nikzad, en declaraciones divulgadas por la agencia de noticias petrolera de Irán, Shana.

Nikzad recordó que, previamente, el ministro de Petróleo, Rostam Qasemi, había anunciado la posibilidad de suspender la exportación de petróleo a algunos países europeos tras las nuevas sanciones financieras y petroleras impuestas a Irán por la Unión Europea el pasado 23 de enero.

Aún así, aseguró que Irán no tiene ningún problema para la exportación de su petróleo, y dijo que su ministerio "ha considerado clientes alternativos para la venta de crudo en lugar de a las empresas del Reino Unido y Francia".

El director general para Europa Occidental del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Hasan Tayik, se reunió el miércoles con los embajadores de España, Italia, Francia, Grecia, Holanda y Portugal para comunicarles nuevas condiciones para los contratos y reclamar garantías de cobro.

En un comunicado posterior a estos encuentros, Tayik dijo que "los europeos deben saber que si Irán cambia el destino del crudo que les envía a ellos, la responsabilidad será de sus propios Gobiernos", en referencia a las nuevas medidas punitivas impuestas en materia petrolera y financiera por la UE a Teherán. "Las sanciones no pueden afectar a los iraníes, pero por contra tendrán un efecto adverso en la población europea, que está en una situación económica difícil y se enfrenta a un duro invierno", agregó el responsable iraní.

Otros mercados

l El Gobierno iraní defiende que no tendrá problemas para encontrar nuevos clientes si finalmente interrumpe el suministro de crudo a buena parte de Europa, a cuyos países exporta cerca del 20% de los alrededor de 3,6 millones de barriles de crudo que vende al día.