Pierde 2,1% y la prima de riesgo cae a 346

El Ibex sucumbe a las apuestas bajistas

Las dudas sobre el futuro de Grecia se vieron contrarrestadas hoy por los buenos datos macroeconómicos en EE UU y la esperanza de un próximo rescate para el país. Las Bolsas europeas, muy castigadas por la mañana, lograron suavizar las pérdidas. El Ibex fue la excepción. Perdió un 2,1% por el desplome de la banca tras el regreso de las apuestas bajistas. La prima de riesgo cayó a 343 tras tocar los 377 puntos básicos a primera hora.

Imagen de un chart en negativo.
Imagen de un chart en negativo.

Los numerosos interrogantes que penden sobre Grecia, la vuelta de las apuestas bajistas, la caída del PIB de España y la amenaza de nuevas rebajas de rating por parte de Moody's al sector financiero europeo marcaron el inicio de una jornada dominada por las ventas en las Bolsas europeas. Muchas malas noticias que en los últimos compases del día se vieron contrarrestadas por los buenos datos macroeconómicos en EE UU, la expectativa de que el BCE participe en la quita griega y la esperanza de que el Eurogrupo apruebe el segundo rescate a Grecia el lunes después de que acordara el ahorro adicional exigido por Bruselas.

Las Bolsas europeas, muy castigadas por la mañana, lograron suavizar las pérdidas. Las caídas en los principales índices pasaron de rondar el 1,5% de media a quedarse prácticamente en nada. El Euro Stoxx perdió el 0,18%. El Ibex fue la excepción. Perdió un 2,1% por el desplome de la banca aunque también logró reducir el retroceso inicial. En el peor momento de la sesión la caída llegó a alcanzar el 3%. La prima de riesgo, de hecho, reflejó el mejor tono del final de la jornada y logró remitir hasta 346 tras escalar hasta los 377 puntos básicos a primera hora.

El motivo hay que encontrarlo en el buen arranque de Wall Street en el periodo de coincidencia operativa tras unos datos macroeconómicos que gustaron. La inesperada caída de las peticiones semanales de subsidio de desempleo y el aumento mayor de lo esperado del inicio de nuevas viviendas en EE UU gustaron. También influyó que Grecia asegurara que ya ha acordado el ahorro de 325 millones de euros exigidos a cambio del rescate.

IBEX 35 6.474,40 -2,66%

En definitiva una sesión de nervios y volatilidad que España acusó en especial. La vía libre a las ventas a corto hoy después de que la CNMV retirara la víspera el veto provocó estragos en el sector financiero. Esta operativa llevaba prohibida desde agosto del año pasado y su regreso hoy ha afectado de lleno al sector financiero y el explica el peor comportamiento relativo de la Bolsa española. Un efecto que en principio debería ser pasajero. En Francia, por ejemplo, el primer día que se levantó la prohibición la banca francesa sufrió mucho pero las sesiones posteriores regresó la normalidad. El Ibex ha caído así un 2,1% para concluir en los 8.558 puntos, lo que devuelve el índice a las perdidas en el año (-0,1%).

Los castigos más sonados en el sector bancario fueron para Bankia (-7,28%), Sabadell (-5,97%), Caixabank (-6,22%) y Popular (-6,18%) aunque BBVA (-4,09%) Bankinter (-3,31%) y Santander (-2,56%) no se salvaron de la criba en una sesión en la que tan solo Mediaset logró esquivar los números rojos dentro del Ibex.

La confirmación de la caída de la actividad en España también pesó en el devenir de la sesión. El PIB se encamina a una segunda recesión a pesar de que acabó 2011 un 0,7% arriba Y es que en el último trimestre del pasado ejercicio la economía se contrajo el 0,3%, según los datos publicados ayer por el INE. Unos datos que llegan un día después de conocerse que la zona euro también se asoma a la recesión. La región se contrajo también un 0,3% en la recta final de 2011, según datos de Eurostat.