La reunión será en Roma

Monti anuncia que se reunirá con Ángela Merkel este viernes

El primer ministro italiano, Mario Monti, anunció hoy que recibirá este viernes en Roma a la canciller alemana, Ángela Merkel, con la que tratará sobre la crisis en la zona del euro.

Merkel tenía pendiente una visita a la capital de Italia después de que fuera cancelado el encuentro trilateral con el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y Monti del pasado mes enero.

"Este viernes 17 la canciller alemana Ángela Merkel vendrá a Roma y mantendremos un diálogo profundo", indicó Monti en una entrevista en el canal de televisión italiano de información continua por satélite Sky Tg24.

Monti y Merkel tenían previsto reunirse con el presidente de Francia en Roma el pasado 20 de enero para preparar las cumbres europeas posteriores, pero motivos de agenda de Sarkozy obligaron a cancelar la cita.

En ese encuentro del próximo viernes en la capital italiana, Monti prevé abordar con Merkel la actual situación de las finanzas de Grecia, después de que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, desconvocara hoy la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona prevista para mañana, dado que Grecia aún no ha cumplido todas las condiciones necesarias del segundo rescate.

Italia, según dijo Monti, es partidaria de "soluciones que cierren el asunto griego" y, "sin querer anticipar juicios", considera que Atenas ha dado ya "pasos importantes".

El primer ministro italiano, Mario Monti, afirmó además que la rebaja a la calificación crediticia de Italia de A2 (notable) a A3 (notable bajo) que anunció anoche la agencia de medición de riesgos Moody's "ya no sorprende".

"El juicio (de Moody's) era esperado y ya no sorprende. Está bien que los mercados no hayan pestañeado con una noticia que, de todos modos, es negativa", dijo Monti, al comentar el éxito de la subasta de deuda que celebró hoy el Tesoro italiano, con una reducción de los rendimientos de sus bonos a 3, 5 y 10 años.

"Pero no tenemos que ser demasiado generosos con nosotros mismos, porque, aunque una prima de riesgo en los 366 puntos básicos es mejor que una en los 370, tiene que seguir bajando", apuntó.

El primer ministro aseguró que no ve por qué Italia un día no pueda llegar a ser considerada tan estable como Alemania y que la prima de riesgo de su deuda no pueda llegar a los niveles de los 0 puntos básicos.

"Estamos dando muestras de una cultura de la estabilidad, como demuestra la reforma de las pensiones. Si los italianos siguen con este sentido de madurez, yo no pongo límites a nuestras ambiciones", apuntó Monti, jefe del Ejecutivo tecnócrata que asumió el poder el pasado noviembre tras la dimisión de Silvio Berlusconi.

"Yo estoy intentando explicar que estamos tratamos de sacar a Italia de la emergencia (financiera), pero el país responde de un modo tan maduro y consciente que, cuando vuelva la política a la normalidad, será una política atemperada que se centrará en los problemas reales del país. Invitaría a los inversores internacionales a mirar más allá de los límites de este Gobierno y confiar en Italia", añadió.

Sobre la reforma laboral que su Ejecutivo pretende aprobar antes de que termine el mes de marzo, Monti se mostró "confiado" en que conseguirá alcanzar un acuerdo con los agentes sociales, con los que el Gobierno mantendrá un nuevo encuentro mañana.

"La reforma del mercado de trabajo tiene que ser afrontada en el diálogo con las partes sociales. Esperamos llegar a finales de marzo con el acuerdo. De todos modos, no podríamos detenernos si en esa mesa de negociación no hubiera un acuerdo. Actuamos en ese sentido. Existe la voluntad de actuar en el interés de Italia", indicó.

"Queremos un acuerdo que dé a las empresas extranjeras las ganas de invertir y que modifique y que no anule los derechos de los trabajadores", aseguró Monti, quien insistió en que la reforma laboral está pensada en el "interés de los jóvenes", uno de los sectores más afectados por el desempleo.