Descarta una nueva regularización de trabajadores inmigrantes

Báñez anuncia un plan contra el fraude en el empleo y las prestaciones

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Bañez, acaba de anunciar que la reforma laboral se aprobará en el Consejo de Ministros del viernes y que se va a poner en marcha "un exigente plan de lucha contra el fraude en el empleo que mejore los controles en las prestaciones por desempleo y las bonificaciones".

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante la Comisión de Empleo del Congreso el 7 de febrero de 2012.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante la Comisión de Empleo del Congreso el 7 de febrero de 2012.

Báñez avanzó que las líneas básicas de la reforma se centrarán en la estabilidad en el empleo, como primer objetivo; puesta en marcha de una mayor flexibilidad interna en las empresas; establecer el derecho individual del trabajador a la formación profesional; reordenar para los jóvenes toda la política de bonificaciones haciendo más atractiva su contratación; mejorar de la intermediación laboral, ahondando en las fórmulas de colaboración público privada; adecuar el marco laboral y fiscal de los autónomos; mejorar los mecanismos de control para frenar absentismo laboral injustificado; y trabajar sobre nuevas medidas de conciliación de la vida familiar y laboral y conseguir horarios de trabajo más racionales.

En materia de formación, Báñez también avanzó como novedad la reforma de la formación profesional y "la puesta en marcha de una cuenta formación que acompañará al trabajador en toda su vida profesional". Asimismo, próximamente se creará una mesa de diálogo sobre el empleo juvenil que establezca una fórmula para conjugar formación y trabajo para aquellos que no tengan titulación.

En lo que respecta a Seguridad Social, la titular de Empleo indicó que su departamento trabajará, dentro del marco del Pacto de Toledo, en conseguir que la edad real de jubilación se aproxime a la legal; así como fomentar la prolongación de la vida laboral más allá de la edad de retiro, algo que ahora sólo hacen el 6% de los que acceden a una pensión.

Bañez descartó que se vaya a producir una nueva regularización de inmigrantes y apuntó que la legislación en esta materia está bien estructurada y que lo único que hay que hacer es aplicarla.