200 empresas urgen más capacidad a corto plazo para el aeropuerto

La City de Londres apoya a Ferrovial y exige la ampliación de Heathrow

Unas 200 de las compañías más influyentes de Londres, agrupadas en la asociación London First, han pedido al Gobierno británico que evalúe la posible construcción de la tercera pista en el aeropuerto de Heathrow, operado por Ferrovial a través de la participada BAA. Un proyecto aparcado el mes pasado por el Ejecutivo de Cameron.

Lo más granado de la City de Londres, desde la banca de inversión hasta despachos de abogados, grandes firmas de distribución, consultoras y energéticas, entre otras, está metiendo presión al Gobierno británico para que no descarte la ampliación del aeropuerto de Heathrow con una tercera pista. Con ello se trataría de resolver la falta de capacidad aeroportuaria en el sudeste del país.

Días atrás el Ejecutivo avanzó que prepara un nuevo marco para el sector aeronáutico en el que no se contempla la remodelación de la infraestructura que operan Ferrovial y un grupo de socios a través de BAA. La opción que saldrá a consulta, y que defiende el alcalde de Londres, es la construcción de un nuevo aeropuerto en el estuario del Támesis.

Pero el mundo empresarial ha respondido a través de la asociación London First: "La congestión de las carreteras, trenes abarrotados y aviones dando vueltas a la espera de permiso para aterrizar en Heathrow son signos de que nuestras infraestructuras operan al límite y que carecen de capacidad de respuesta bajo presión", se valora en un informe recién publicado.

FERROVIAL 23,30 -1,35%

La economía británica depende al máximo de sus conexiones aéreas y Heathrow es el único hub del país. Bajo el punto de vista del sector privado representado por London First, el problema de espacio de este aeropuerto hace que se desatiendan mercados emergentes de América Latina y Asia.

Tras apuntar que la solución no es sencilla, reclama acciones a medio plazo -en los próximos 15 años- al margen del desarrollo de un nuevo aeropuerto, proyecto que podría llevarse entre 20 y 30 años en obras con una inversión de 50.000 millones de libras (60.000 millones de euros).

En esos 15 años el empresariado cree que es clave la habilitación de la tercera pista que Ferrovial demanda desde que entró en BAA en 2006. Se trata de un proyecto básico para la empresa a la vista de que las tarifas que cobra en esta plaza aeroportuaria regulada se forman a partir de las inversiones en la mejora de la misma.

Más a corto plazo, London First aconseja el uso mixto de las dos pistas de Heathrow para aterrizajes y despegues. Una iniciativa contra la que juega la regulación medioambiental, pero que podría aumentar el número de vuelos entre el 10% y el 15%.

"Hacemos un llamamiento para que el Gobierno modifique los criterios en la revisión de su política aeronáutica incluyendo la expansión de Heathrow y eligiendo la mejor opción para el país. Una tercera pista en Heathrow nos parece la solución más creíble para atender la necesidad vital de aumentar la capacidad aeroportuaria en los próximos 15 años", dicen las empresas.

London First recuerda que el número de pasajeros de Heathrow ha crecido en plena crisis y cree que el alza en la demanda de vuelos a Londres se mantendrá en los próximos años. La ciudad tiene 7,6 millones de habitantes y su plan de crecimiento contempla una subida hasta los 8,8 millones en 2031.

En la actualidad dos tercios de los vuelos en Reino Unido pasan por aeropuertos de Londres. El más grande de ellos, Heathrow, está al 98% de los 480.000 vuelos anuales que tiene como techo. El uso mixto de sus dos pistas podría ampliar la cuota de vuelos hasta los 520.000 al año, y la tercera pista llevaría la cifra hasta los 702.000.

Varapalo en Stansted

BAA mostró ayer decepción ante la decisión del Tribunal de Apelaciones británico de rechazar el recurso que presentó contra la obligación de vender el aeropuerto londinense de Stansted. El fallo emitido es todo un varapalo en el pulso que BAA mantiene desde 2009 con el regulador de Competencia con el objetivo de evitar desinversiones forzadas.

Vendido el aeropuerto de Gatwick, BAA busca compradores para Edimburgo, operación que pretende rematar el próximo verano. A partir de ahí, deberá activar la operación de Stansted.

En todo caso, BAA puede recurrir ante el Tribunal de Apelación de Londres, aunque primero necesitará que la corte acepte a trámite la apelación.