Acusado de quebrar el RBS

Fred Goodwin, 'la trituradora', pierde el título de sir

El ex consejero delegado del Royal Bank of Scotland (RBS) Fred Goodwin, a quien se atribuye haber abocado a la quiebra a esa entidad que fue rescatada en 2008, ha sido despojado de su título de caballero, como ha anunciado el Gobierno británico.

Fred Goodwin, ex consejero delegado de Royal Bank of Scotland
Fred Goodwin, ex consejero delegado de Royal Bank of Scotland

A petición del Parlamento, un comité gubernamental revisó la concesión del título al banquero en 2004, por "servicios a la banca", para concluir que debía ser "anulado" y "suspendido".

El Gobierno explicó que se le había retirado porque, a juicio del comité, con su actitud había "desacreditado" al sistema de concesión de títulos nobiliarios en el Reino Unido.

El Ejecutivo recordó que el Estado británico ha tenido que inyectar desde 2008 en torno a 45.500 millones de libras (55.000 millones de euros) en el banco escocés, que actualmente es propiedad pública en un 82%.

Recordó que tanto el regulador del sector financiero como el Parlamento británico han señalado que el colapso del RBS "desempeñó un papel destacado en la crisis financiera de 2008-2009 en el Reino Unido", que abocó a este país a la peor recesión desde la II Guerra Mundial.

"Y Fred Goodwin era quien tomaba las decisiones en esa época", apostilló el Ejecutivo al anunciar hoy la decisión de retirarle el título concedido por la reina Isabel II, que conlleva el tratamiento de "sir".

Goodwin, conocido en su día como "Fred la trituradora" por su afición a aplicar recortes en las empresas que gestionaba, es muy impopular en el Reino Unido, donde es percibido como símbolo de la avaricia de los banqueros que espoleó la crisis financiera internacional.

Durante su gestión del RBS aprobó una serie de polémicas transacciones, como la compra con otras entidades del banco holandés ABN AmRo, que provocaron un agujero financiero en el banco, que tuvo que ser rescatado para evitar que su quiebra afectara al resto de la economía británica.