Gana un 37% en dos sesiones

Vueling vuela alto

El mercado ha reaccionado de inmediato a las palabras del consejero delegado de Vueling, Alex Cruz, que ha explicado que aumentará en 33 sus frecuencias de vuelo y estrenará cinco nuevas rutas desde Barcelona y Bilbao para cubrir el vacío que deja Spanair, que contaba con una cuota de mercado superior al 20%.

Vueling espera incrementar su capacidad para la temporada de verano entre un 25% y 50% en Barcelona. "Solo esto debería traer consigo una mejora en las ventas proporcional de unos 125 millones de euros, un 15% sobre el total"; comentan en Banco Sabadell.

A nivel de márgenes debería darse un subida en las tarifas (ingreso unitario)", explican desde Banco Sabadell. Esta entidad acaba de reiterar la recomendación de comprar Vueling y está considerando la posibilidad de incrementar el precio objetivo unos dos euros, frente a los 9,50 actuales, que ya implican un potencial de revalorización del 70%. "Nuestra impresión es que la empresa sigue estando barata por su posición de caja neta [196 millones de euros estimados al cierre de 2011, frente a una capitalización de 168 millones]. En todo caso, las últimas noticias no hacen sino mejorar la situación operativa de Vueling, algo que podría hacer que la percepción del mercado varíe y se torne mucho más positiva", indican desde Sabadell.

En el último año el precio objetivo medio de los analistas para la aerolínea, según recoge Bloomberg, se ha situado en 8,27 euros (+47%). Pero hay gran diferencia entre las firmas. Por ejemplo, a principios de enero Interdín fijó la valoración de las acciones en 11,6 euros, frente a los 4,84 euros que anunció N+1 el pasado lunes. "A los inversores les aconsejaría prudencia, cautela. Al fin y al cabo lo de Spanair se ha debido a la situación del sector, donde hay muchas aerolíneas y donde ha habido mucha presión en los precios", dice Iván San Felix, de Renta 4. Este experto espera que Vueling se haga con gran parte del mercado de Spanair, pero no con todo. Ryanair e EasyJet serían las otras interesadas, pero de momento no se han pronunciado y sus cotizaciones en Bolsa no han reflejado grandes movimientos.

Asumir las rutas de Spanair podría significar, por otro lado, costes para Vueling. "Será necesario incorporar al menos 10 nuevos aviones que podrían venir de la propia Spanair, y que se hará en el medio plazo; no es descartable que parte de estos incrementos se vean hacia finales de verano", explican desde CaixaBank. "La compañía tiene caja suficiente para acometer este proyecto", añaden la firma. CaixaBank calcula una inversión entre unos 44 y 50 millones de euros necesarios para ampliar la flota y cubrir las nuevas rutas.

Los analistas recuerdan, por otro lado, la presión a la que se está viendo sometidas las aerolíneas por la crisis financiera, que ha dañado la demanda, y la escalada del precio del petróleo, que cotiza por encima de los 100 dólares el barril de Brent, y significa un aumento de costes en carburante.