Información a la Audiencia Nacional

A la familia Ruiz-Mateos le embargan hasta la cerveza

Las propiedades de la familia van desde chalés de lujo a pisos y locales comerciales

Ruiz-Mateos dice que los dueños de Nueva Rumasa "la reactivarán"
Ruiz-Mateos dice que los dueños de Nueva Rumasa "la reactivarán"

Locales comerciales, chalés de lujo en Madrid y en Cádiz, terrenos, sociedades... Los activos controlados por la familia Ruiz-Mateos, de acuerdo con la información que ha sido traslada a la Audiencia Nacional, y la que ha accedido este diario, engloban 26 terrenos, 7 fincas, 21 chalés y 3 naves industriales, entre otros muchos. Según confirmaron fuentes policiales a Efe, han sido embargados a la familia 220 inmuebles.

Pero es complicado afirmar rotundamente la propiedad de tales activos: muchos de ellos están hipotecados o aparecen a nombre de sociedades en el extranjero. O de empresas del grupo que se encuentran en situación concursal. Y tras la venta comunicada el pasado mes de septiembre de Nueva Rumasa a sociedades controladas por el empresario Ángel de Cabo, el mismo que en 2010 se hizo con Marsans en una operación similar -el traspaso se hizo al tiempo que las empresas se declaraban en concurso de acreedores-, no está claro quién es actualmente el dueño de dichos activos.

Cervecería en Madrid

De acuerdo a la información enviada a la Audiencia Nacional, que investiga la demanda presentada por presunta estafa de inversores en pagarés emitidos por sociedades de Nueva Rumasa, entre los activos de la familia se encuentra la cervecería Naturbier, en la plaza de Santa Ana de Madrid. El bar produce en el mismo local la cerveza que vende a sus clientes. Según la memoria de Nueva Rumasa del año 2009, Naturbier ocupa un local de 560 metros cuadrados y registró dos millones de facturación ese año.

En la información enviada al juez, la cervecería consta como propiedad de la sociedad Brinsol Enterprises, con 1,1 millones de capital social. "Algo hemos oído sobre eso", dijo una empleada de la cervecería el viernes, que atendió la llamada de este periódico. "Pero creo que ya cambió de dueños", comentó, sin poder precisar más.

El miércoles pasado, decenas de policías cercaron oficinas e inmuebles de los Ruiz-Mateos. Durante más de 12 horas miembros de la Policía Nacional registraron el chalé que la familia emplea como residencia en la exclusiva urbanización de Somosaguas, en Madrid, en la calle Alondra. Lo hicieron por orden del juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional. También entraron en otro chalé que la familia emplea como oficinas, en la calle Ciervo de la misma urbanización.

Según la información con la que cuenta el magistrado, el chalé residencial está valorado por la consultora Tinsa en 7,1 millones de euros, en 2007. Y está a nombre de la sociedad Begonia. El otro chalé, el de la calle Ciervo, figura a nombre de la sociedad Balaustrada; tiene cancha de tenis y piscina y ocupa más de 3.000 metros cuadrados de superficie; fue valorada por Tinsa en 2006 en 3,4 millones. También en Pozuelo aparece otro chalé a nombre de la sociedad Ergio Peninsular, en la avenida de la Iglesia, con piscina, valorado en 0,8 millones.

En la misma información figuran otros chalés situados en urbanizaciones en Cádiz. Como el de la calle Langosta, cercano al Club de Golf Vistahermosa, valorado en 1,6 millones, a nombre de la firma Gamboa Peninsular. En la misma calle figura otro a nombre de la sociedad Vivienda Interestelar, valorado en 1,3 millones. En la calle Encina de la urbanización Vista Hermosa, también en El Puerto de Santa María, figura a nombre de la firma Antuzano un chalé valorado en un millón. También en Cádiz, en Sotogrande, aparece un chalé a nombre de la firma Dirham and Doblon, con piscina y atraque, valorado en 1,4 millones.

No todos son mansiones. Entre los activos también hay posesiones más modestas. Como una vivienda en el sexto piso de un edificio situado en plaza de Orotava, en García Noblejas, en Madrid. ¿Gallinas ponedoras en el centro de la capital?: la casa está a nombre de Hibramer, empresa de piensos y huevos, que cuenta con uno de los mayores complejos avícolas de Europa. Pero en Valladolid.

Terrenos con las mayores valoraciones

De los activos controlados por la familia Ruiz-Mateos los mejor valorados en la información enviada a la Audiencia Nacional son los terrenos. Los de mayor valor son terrenos en Reus (Tarragona) denominados La Comarcal. Ocupan 271.820 metros cuadrados; cuenta con cargas de Banif por 11,8 millones; la calificación del suelo es urbanizable; el valor de tasación en 2008 era de 25,6 millones; en 2009 la empresa de valoración Euroval cifró en 60 millones el valor futuro que podrían llegar a alcanzar.

Otro de los suelos con unas buenas cifras es el dado, en 2005, a terrenos en Almuñécar (Granada); ocupan más de medio millón de metros cuadrados, según la información enviada a la Audiencia. Dichos terrenos, propiedad de Panix Española, están calificados como rústicos, pero se apunta que hay "firmado convenio con el ayuntamiento para incorporar, con la revisión del PGOU, la solución de hotel más viviendas más campo de golf". Tinsa les dio un valor futuro de 59,7 millones.

Los terrenos del equipo de fútbol Rayo Vallecano, que tiene en propiedad la Fundación Rayo Vallecano, por concesión administrativa del Ayuntamiento de Madrid, para su Ciudad Deportiva, ocupan una superficie de 75.934 metros cuadrados (no pueden ser empleados en garantía de préstamos o créditos hipotecarios). Su uso es dotacional público y fue valorado por Gesvalt en 27,3 millones en 2010.

Las cifras

7,1 millones es el valor de la residencia de los Ruiz-Mateos en Somosaguas (Madrid), registrada por la policía la pasada semana durante 15 horas.

27,3 millones es lo que valen los terrenos de la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano. Son de uso dotacional público.

60 millones es el valor futuro, según una consultora, de terrenos en Reus.