El sector público debe 625 millones a empresas de limpieza

Uno de los sectores más afectados por los impagos de las Administraciones públicas es el de las empresas de limpieza, ya que el sector público tiene externalizado prácticamente la totalidad de estos servicios. En concreto, la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel) denunció ayer que la deuda de estas Administraciones con las compañías que realizan esta actividad alcanza en enero 625 millones de euros, lo que supone el 20% de su facturación total. Es más, este montante ha aumentado ocho puntos desde agosto pasado.

Según Aspel, patronal de ámbito estatal que acapara más de la mitad de la facturación del sector, los ayuntamientos están pagando a una media de 300 días; las comunidades autónomas, a 250 días; y la Administración General del Estado, a 65 días de promedio. Si bien, el presidente de esta organización empresarial, denuncia que la situación de las compañías de limpieza es "espacialmente delicada" en la Comunidad Valenciana, donde el sector público tarda en pagar una media de 800 días o en Castilla-La Mancha (400 días).

El presidente de esta patronal, Juan Díez de los Ríos, asegura que de los 7.000 millones que factura anualmente el sector de la limpieza aproximadamente, el 66% del trabajo está contratado con las administraciones, por lo que las empresas "corren un riesgo serio y tienen que acudir a contratar pólizas de crédito a corto plazo, cada vez más caras, para hacer frente a la deuda con su propia tesorería".

Menos jornada

Para poder mantener abiertos muchos negocios del sector de limpieza de edificios, las empresas están reduciendo entre un 18% y un 30% las horas de trabajo y proporcionalmente los sueldos de sus trabajadores, según Aspel. El sector da empleo a 370.000 personas.