Quita de la deuda

Lagarde advierte que la situación de Grecia es "extremadamente difícil"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, ha advertido esta mañana que la situación actual de Grecia es "extremadamente difícil" y ha avisado además del riesgo de contagio que puede ocasionar la debilidad griega sobre otras economías europeas en apuros.

Christine Lagarde, presidenta del FMI
Christine Lagarde, presidenta del FMI

Grecia ha vuelto al epicentro de la actualidad y de la inquietud de los mercados a la vista de que el gobierno heleno y los acreedores privados no han cerrado aún un acuerdo sobre la quita. Su pacto inicial fue rechazado el lunes por el Eurogrupo, que reclamó a Atenas que acuerde un tipo de interés para los nuevos bonos a 30 años con los que articulará la reestructuración de su deuda inferior al 3,5% antes de 2020, y no en el nivel superior al 4% que esperaban pactar los acreedores privados.

Las negociaciones parten de que la banca asuma una quita en su deuda griega, por más de 200.000 millones de euros, del 50%. Es el objetivo para reducir la deuda sobre el PIB al 120% en 2020, desde el 160% actual. Pero la extrema debilidad de la economía apunta a que el recorte de la deuda deberá ser aún mayor. El instituto de investigación alemán IfW apunta hoy que los acreedores privados deberán asumir una quita del 80% para lograr el objetivo de estabilizar las cuentas públicas helenas.

Después de los duros pronósticos lanzados ayer para la economía mundial y la europea, con una previsión de recesión para España del 1,7% este año y del 0,3% en 2013, Lagarde se mostró esta mañana ligeramente más optimista. En declaraciones a Europe 1 Radio, además de sus advertencias sobre Grecia, apuntó que "si se toman las decisiones correctas en las próximas semanas, no solo en la zona euro sino también en Estados Unidos y los países emergentes, el final de 2012 será mejor que su inicio".