Inversión de 15.000 millones

Los técnicos de Hacienda censuran el 'Las Vegas' madrileño

La construcción de un macrocomplejo del juego en Madrid supondría la creación de un "auténtico paraíso fiscal en el corazón de España" que generaría un "régimen excepcional de tributación". Así se ha expresado hoy el colectivo de los técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), que agrupa a 8.000 técnicos.

Varios jugadores en una partida de ruleta
Varios jugadores en una partida de ruleta

Las Vegas Sands ha presentado un proyecto que prevé invertir de 15.000 a 18.880 millones de euros hasta 2022 y crear, según sus cálculos, 164.000 empleos directos y 97.000 indirectos. Se construirían en Madrid o en Alcorcón doce hoteles resort (36.000 habitaciones), seis casinos, nueve teatros y tres campos de golf. El multimillonario Sheldon Adelson, dueño de la empresa, pone condiciones para iniciar el proyecto: serán necesarios cambios normativos, inversiones públicas y ventajas fiscales.

Adelson solicita cambiar la ley antiblanqueo de capitales, cambiar el Estatuto de los Trabajadores para relajar los convenios, dos años de exención en las cuotas a la Seguridad Social y de los impuestos estatales, regionales y municipales... "Requiere modificaciones legislativas que las tres Administraciones tenemos que hacer", dijo ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda critican la propuesta porque crea una "zona franca para no liquidar el IVA ni otros impuestos". "La relajación de la Ley de Blanqueo de Capitales permitiría el lavado de cantidades millonarias de dinero negro en los casinos. Atentaría frontalmente contra el plan antifraude aprobado por el Gobierno hace sólo dos semanas y con el que prevé recaudar más de 8.000 millones", señalan en un comunicado.

El colectivo critica también que la tributación que propone "supondría recuperar la Ley Beckham". "Unido a las exenciones del pago de las cuotas a la Seguridad Social y otros impuestos, evitaría que el proyecto revirtiese en unos ingresos claros para las administraciones tributarias españolas", agregan. La agrupación asegura que la propuesta del grupo inversor atenta "contra el principio constitucional de equidad fiscal" y supondrá "un agravio comparativo para el resto de empresas".

El presidente de Gestha, Carlos Cruzado, ha concluido que la creación de puestos de trabajo, siempre "bienvenida", no debe hacerse "a cualquier precio". "Debe respetarse siempre el marco normativo y constitucional, incluyendo el artículo 31 relativo a la igualdad en el sistema tributario. No puede haber una doble vara de medir a los contribuyentes".