Análisis semanal

SP 500. No va más, ¿o si?

Vamos a repasar hoy la situación técnica del futuro del SP 500, ya que se encuentra en un punto clave que puede definir la dirección de la tendencia a tomar en las próximas sesiones e incluso semanas.

Después de subir desde mediados de diciembre hasta los máximos de ayer más de 100 puntos sin apenas un respiro, el Mini SP 500 se encuentra luchando con la resistencia que tiene en el entorno de los 1300 puntos. Dicha resistencia es muy importante al coincidir en ese nivel la directriz bajista que se puede dibujar con los máximos de mayo y julio del año pasado con la resistencia horizontal de los mínimos de julio del año pasado, que además coincide con un número redondo como los 1300 puntos. Además en 1290 puntos teníamos los máximos de octubre del año pasado, por lo que en la zona 1290-1300 era de prever una fuerte resistencia como así ha sido, ya que llevamos seis días luchando contra ella.

Ayer cerramos exactamente a la altura de la directriz bajista tras haber intentado en los últimos minutos de sesión su superación, por lo que quedan las espadas en todo lo alto para saber en las próximas sesiones si es capaz de romperla o no.

Por encima de la directriz bajista la siguiente resistencia se encuentra en la zona 1250-1255, que son los máximos de julio del año pasado, y más arriba los máximos de 2011 en 1273.50, por lo que la ruptura dejaría vía libre para una subida bastante interesante.

Si el futuro fracasa en el ataque a la resistencia, lo normal sería que hiciera una corrección proporcional del último tramo de subidas iniciado ligeramente por debajo del los 1200 puntos, lo que le podría llevar en primera instancia a apoyarse en la media exponencial de 20 sesiones, que actualmente pasa por los 1270 puntos, y posiblemente a bajar algo más hasta la siguiente zona de soporte situada en los 1250-1255 puntos, soporte muy importante al coincidir las medias de 50 y 200 sesiones con el cierre del hueco dejado el día 3 diciembre.

Aún perdiendo esa zona le quedaría otra de soporte importante situada aproximadamente en los 1230 puntos, nivel en el que se encuentra la directriz alcista de las subidas iniciadas en octubre del año pasado. Sólo por debajo de esa zona habría que empezar a preocuparse ya que su pérdida podría iniciar una corrección de mayor envergadura de todo el rebote iniciado en los 1068 puntos. Además, para aquellos que siguen la teoría de onda de Elliott, podría significar el final de una onda 2 de rebote de las caídas del año pasado y el inicio de la temida onda 3 que debería llevar al índice por debajo de los mínimos del año pasado. Todo esto queda muy lejano, pero por si llega el caso lo dejo apuntado para desarrollarlo en futuros análisis.

Resumiendo, en las sesiones que quedan de esta semana o como mucho las primeras de próxima, deberíamos salir de dudas de la tendencia que tomará el futuro del mini SP 500 las próximas semanas. Una ruptura de los 1300 puntos abriría la posibilidad de un ataque a los máximos del año pasado, mientras que un fracaso en estos niveles debería llevar al índice a una corrección hasta las primeras zonas de soporte que aliviara la sobrecompra acumulada tras más de un mes de subidas sin apenas retrocesos de importancia.

Teniendo en cuenta que este índice es la referencia del resto de bolsas mundiales, de lo que haga en las próximas sesiones dependerá también en gran medida lo que hagan el Ibex, Eurostoxx, Dax y el resto de índices europeos.