La aerolínea afirma que Iberia Express es "innegociable"

Iberia reconoce que las negociaciones con los pilotos "no están avanzando"

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, ha admitido que las negociaciones con los pilotos, que han convocado huelgas todos los lunes y viernes a partir de febrero, "no están avanzando". Los planes para sacar adelante Iberia Express, la línea de bajo coste de la compañía, siguen con "el calendario previsto", que contempla su puesta en marcha el 25 de marzo.

Rafael Sánchez-Lozano ha acudido esta tarde al foro Spain Investors Day (SID), un evento donde las principales empresas de España presentan sus planes de negocio y oportunidades de inversión a los grandes inversores extranjeros. El consejero delegado de Iberia reconoció que el conflicto con los pilotos, que se oponen a la creación de la aerolínea de bajo coste Iberia Express, sigue abierto y sin visos de solución a corto plazo. "A los pilotos que están en huelga, que lo plantean es que no se cree a compañía, les hemos dicho que es un tema de gestión, que no es laboral, que vamos a ir adelante con el proyecto y que no es negociable. Eso es lo que hemos afirmado. Estamos dispuestos a hablar de las consecuencias que ellos creen que puede tener para sus empleos, pero eso no está encima de la mesa. Así que las negociaciones no están avanzado", explicó Sánchez-Lozano en declaraciones a los medios de comunicación.

Sánchez-Lozano detalló que la compañía está dispuesta a hablar con el personal de tierra y el colectivo de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), que quieren garantías de empleo. "Están firmadas en el último convenio", afirmó el consejero delegado de la compañía aérea, asegurando que la empresa no puede comprometerse a más. "Ahora, si lo que se piden son garantías de empleo hasta 2015... Bueno, yo creo que todos los españoles queremos eso", enfatizó.

Sobre Iberia Express, Sánchez-Lozano, confirmó que la compañía será presentada con todo detalle en marzo y que empezará a estar operativa previsiblemente el 25 de marzo. Contará incialmente con cuatro aviones y 120 pilotos, para los que la compañía dice haber recibido 2.000 solicitudes, y 500 empleados al cierre del primer año. El directivo de IAG (el conglomerado de British Airways e Iberia) no quiso dar cifras sobre el impacto de la huelga en la cuenta de resultados, porque divulgar cifras, aseguro, "incentiva a que la huelga continúe".