Compra de divisas

El presidente del banco central suizo, salpicado por información privilegiada

Un nuevo escándalo de información privilegiada salpica a la cúpula político-financiera helvética. El banco privado Sarasin emitía el martes por la noche un comunicado admitiendo que uno de sus empleados, un informático, había robado información bancaria secreta de una de sus clientes, ni más ni menos que la esposa del presidente del Banco Nacional Suizo (BNS), Philipp Hildebrand. El banco asumía que se había quebrado el secreto bancario y afirmaba haber despedido al infractor.

La bomba ya había estallado porque el informático, en lugar de ofrecer la información al mejor postor, la entregó a un abogado cercano a la UDC, un partido ultraderechista y xenófobo, declarado enemigo de Hildebrand. El abogado entregó la información a Christoph Blocher, fundador y expresidente de la UDC, exministro y actual parlamentario que argumentó desde el inicio que la esposa de Hildebrand, Kashya Hildebrand, había utilizado información privilegiada para especular en el mercado de divisas.

El 15 de agosto, Kashya Hildebrand compró unos 500.000 dólares -según la cifra manejada por la prensa- pagando en francos suizos. Tres semanas después, el 6 de septiembre, el BNS decidió establecer un cambio fijo entre el franco suizo y el euro, lo que provocó la apreciación del dólar. Los medios argumentan que la ganancia de la transacción fue de 35.000 francos.

Kashya Hildebrand ha negado la comisión de cualquier delito. Dijo que compró los dólares para aprovecharse del bajo nivel del dólar. La pareja Hildebrand ha sido oficialmente exculpada, dado que Blocher denunció el supuesto delito al Consejo Federal Suizo y este solicitó dos investigaciones. Oficialmente, han quedado "limpios", pero la duda se ha establecido sobre la legitimidad de especular en el mercado de divisas cuando uno dirige el banco central.

Banco Sarasin

Hasta la fecha, la pareja Hildebrand no ha anunciado la interposición de una querella contra el banco Sarasin, aunque no se descarta que lo hagan dado que, en su comunicado de defensa, la esposa señaló la gravedad de ese hecho delictivo.