Las regiones deben eliminar 445 entes

El Gobierno central estudia hoy una poda de sociedades estatales

El Gobierno central estudia hoy una poda de sociedades estatales
El Gobierno central estudia hoy una poda de sociedades estatales

La reestructuración del sector público autonómico cuenta hoy con un fuerte aperitivo. El Consejo de Ministros tiene previsto estudiar un informe del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre la situación de todo el sector público (central, autonómico y local), como adelantó ayer CincoDías. La intención es iniciar la poda y privatización de cerca de 400 sociedades y empresas públicas estatales que concentran una deuda de 32.285 millones de euros.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría trató este asunto ayer en su primera reunión con los secretarios y subsecretarios de Estado. La vicepresidenta quiso dar publicidad a esta cita tras las críticas vertidas en los últimos días por una cierta falta de coordinación en el equipo económico del Gobierno a la hora de estimar el déficit público de 2011. Hasta tres ministros salieron al paso de esta estimación el pasado lunes.

Al margen de ello, el Gobierno quiere recobrar hoy la agenda reformista iniciada la semana pasada, en donde se aprobó un ajuste fiscal de 15.000 millones para atajar el desvío del déficit. Hoy los ministros debatirán sobre el tamaño del sector público, especialmente el empresarial, formado por cerca de 3.000 sociedades y entes, de los que 2.671 pertenecen a las comunidades y otras 400 al ámbito estatal.

En el informe se propone también a las comunidades que continúen con los planes de ajuste empresarial.

La deuda pública empresarial alcanza los 47.000 millones de euros si se suma el volumen embalsado en la administración central y la autónoma.

Del mismo modo, el Gobierno tiene la intención se someter a control previo los presupuestos autonómicos antes, incluso, de que sean aprobados. La mayor supervisión de las cuentas públicas es un acuerdo adoptado hace meses a nivel europeo. El objetivo es detectar fuertes desvíos en el gasto público que comprometan la senda de consolidación fiscal de un país, y por ende, la del resto de socios comunitarios.

En principio, el Ejecutivo no tiene previsto aprobar hoy nuevas subidas de impuestos, al margen del alza del IRPF y del IBI anunciadas la semana pasada. La intención del Gobierno es esperar a ver cómo evoluciona la economía antes de decidir otras subidas como la del IVA.