Las posiciones netas alcistas en futuros de la divisa, cerca de máximos de la crisis

El mercado toma posiciones para una revalorización del euro

La moneda comunitaria vive uno de sus peores trances desde su creación, pero el mercado no apuesta ni mucho menos por su desaparición. Las posiciones netas alcistas están muy cerca del nivel más alto desde que estalló la crisis; un máximo que, por cierto, se alcanzó en los días previos a la cumbre de Bruselas del pasado 9 de diciembre.

La virulencia de la crisis de deuda soberana ha puesto en cuestión la irreversibilidad del proyecto del euro, justo cuando se cumple el décimo aniversario de su puesta en circulación como moneda corriente para los ciudadanos. En ocho meses, el euro se ha depreciado casi un 13% y cotiza ahora a 1,2923 euros, el nivel más bajo en casi 12 meses. Pero en el mercado, sin embargo, los inversores toman posiciones para una eventual revalorización del euro. De acuerdo con los datos que semanalmente publica la Comisión de Futuros de EE UU (CFTC), el saldo neto de posiciones alcistas (contratos largos, menos contratos cortos) alcanzó el pasado 27 de diciembre (última fecha disponible) 28.269 contratos. Es una de las cifras más altas desde que la caída del banco estadounidense Lehman Brothers en septiembre de 2008 marcó el inicio oficial de la actual crisis económica.

La evolución a lo largo de 2011 evidencia un cambio radical del sentimiento de mercado a partir de septiembre. Tras haberse movido prácticamente todo el año en negativo, con su momento más crítico a comienzos de mayo, el saldo neto de contratos largos (alcistas) volvió a términos positivos, hasta llegar a un resultado de 39.920 contratos. Ese nivel se registró el 22 de noviembre, ante la expectativa de la decisiva reunión del 9 de diciembre en Bruselas, y marca el máximo alcanzado durante la crisis. La cumbre no arrojó los resultados esperados, sobre todo en lo que se refiere a dotar al Banco Central Europeo (BCE) de una mayor flexibilidad para ayudar a los países.

Precisamente, el rechazo de Alemania a ampliar el fondo de rescate y la falta de acciones claras para solucionar la crisis a corto plazo hizo que el saldo neto alcista cayera bruscamente tras la crisis hasta los 22.370 contratos publicados el 13 de diciembre. A partir de ahí, las posiciones fueron recuperándose hasta alcanzar los últimos 28.269 contratos.

Estos datos corresponden a plataformas organizadas, donde solo circula una parte pequeña de todo el tráfico de operativa sobre divisas, pero es el único indicador del pálpito del mercado y revela además cuál es el interés de las grandes firmas de inversión.

Por otra parte, la contabilidad de estas posiciones ha sido modificada por la CFTC, que hasta hace poco agrupaba a los inversores especuladores bajo la etiqueta de inversores no comerciales. Esa denominación ha dejado de existir y ha sido remplazada por numerosas categorías. Tres de ellas corresponden a operadores del mercado (dealers), gestores de fondos e inversores apalancados. La suma de estas tres categorías permite hacerse una idea de cuál es la previsión del mercado sobre la trayectoria del euro.

El 'Ibex 36' estrena 2012 con una subida del 1,84%

En un día sin apenas referencias, estaban cerradas las Bolsas de Nueva York y Londres, y con muy escaso volumen, el Ibex 35 cerró la sesión con una revalorización del 1,84%, que permite al índice concluir en 8.723,8 puntos. Se da la circunstancia particular de que el Ibex estrena el año bursátil con 36 miembros, dada la incorporación al selectivo de la cadena de supermercados Dia sin que ninguna otra compañía abandone el índice.

El Comité Técnico del Ibex justificó esta decisión por la prohibición de la CNMV de tomar o incrementar posiciones cortas sobre valores financieros, que dificulta la evaluación de los valores.

Dia ha cerrado la sesión con un alza del 2,4%. Otros valores importantes son Mediaset (5,56%), ArcelorMittal (5,22%), Gamesa (4,36%) y Red Eléctrica (3,01%).

Las ganancias abundaron en la Bolsa española, pero el volumen de negociación fue muy escaso. El saldo del continuo concluyó en 841,2 millones de euros, una cifra que es menos de la mitad de lo que se negocia habitualmente. Precisamente ayer se publicó el saldo de 2011, que refleja un descenso del 10,8% del volumen negociado en la Bolsa española, que se quedó en 925.327 millones de euros.

En el resto de plazas financieras, las ganancias fueron la nota dominante. El Euro Stoxx mejoró un 2,09%; el Dax, un 2,89%, y el Cac, un 1,67%. La noticia de que el BCE compró la semana pasada 462 millones de deuda pública -lleva 211.462 millones- tuvo poca incidencia. Más relevante será la reunión entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que tendrá lugar el lunes próximo.

Según el folclore bursátil, el comienzo de año suele marcar el devenir de todo el ejercicio, pues indica la toma de posición de las grandes firmas. En el caso del Ibex, durante los últimos 12 años, el signo del cierre de la primera sesión (positivo o negativo) ha coincidido 10 veces con el del año; el cierre de la primera semana, en nueve ocasiones, y el de enero ha sido el mismo que el del año ocho veces.