La compañía subió ayer un 47% y el viernes, otro 52%

GAM se dispara en Bolsa y la empresa dice no saber por qué

La empresa de alquiler de maquinaria GAM inició el año en Bolsa como lo terminó: con fuertes subidas al anotarse ayer otro 47%. La empresa comunicó a la CNMV que desconoce los motivos que puedan causar la revalorización de su acción.

General Alquiler de Maquinaria (GAM) terminó el pasado año con muy buen pie y ha decidido comenzar el presente 2012 con la misma alegría. El pasado viernes, los títulos de la compañía de alquiler de maquinaria de obra pública se dispararon un 52%, hasta cambiarse a 0,38 euros. Ayer, primer día de cotización, siguiendo la estela compradora del día anterior y del resto de valores (el Ibex subió un 1,84%), sus acciones se revalorizaron un 47,37%, hasta los 0,56 euros.

Sin embargo, parece que los directivos de GAM desconocen los motivos de este repentino interés por sus acciones. Ayer, la compañía asturiana comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que "no tiene conocimiento de ningún hecho o circunstancia, no comunicado ya al mercado, que haya podido causar las variaciones de la cotización de su acción en la sesión del 30 de diciembre".

El viernes pasado, la empresa informó de que se encontraba en conversaciones con sus bancos acreedores para volver a aplazar el pago de deuda, que ya había atrasado anteriormente hasta finales de 2011. La compañía firmó a mediados del pasado mes de noviembre un contrato de standstill por el que suspendía el pago del principal de deuda bancaria hasta el 31 de diciembre.

GAM 1,13 -4,26%

En un comunicado, GAM señaló que las negociaciones que mantiene con los bancos para reestructurar su deuda iban a extenderse "más allá de dicha fecha". Por ello, la empresa indicó que estaba en "conversaciones" para prorrogar dicho standstill y que, si bien dicha negociación está "avanzada", no espera que se cierre antes de que concluya el año, aunque estima que pueda producirse "a lo largo del mes de enero de 2012".

GAM llevaba ya cuatro años diciendo adiós con pérdidas en Bolsa. En 2008, la compañía restó un 75,36%, en 2009 perdió un 10,91%, en 2010 cedió un 66,24% y en 2011 dijo adiós con un recorte del 74,83%. Y es que la crisis del ladrillo se cebó con la compañía que llegó incluso a buscar la integración con Hune, su tradicional rival.

Consenso negativo

Según el consenso de analistas consultados por Bloomberg, ningún experto aconseja comprar o mantener sus acciones, mientras que un 100% recomienda venderlas.